sec-corbata

Incendio en La Sexta: la historia de un espacio de contención que buscará seguir

El Cepla funciona desde hace casi seis años en el barrio y tras las pérdidas materiales ya se piensa en cómo continuar y reacondicionar el edificio. Lo construido en lazos, sigue intacto

Este miércoles el barrio República de La Sexta amaneció con la noticia del incendio del Cepla, un dispositivo dependiente de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas (Sedronar), que realizaba diversas actividades en el barrio y que es integrante de la mesa barrial.

El incendio del lugar, ubicado en Cochabamba y Esmeralda, no dejó nada en pie, pero tampoco hubo que lamentar personas heridas. Sin embargo, la pérdida del espacio físico de una referencia importante en el barrio se hizo sentir en la comunidad de la Sexta.

En diálogo con Rosarioplus.com la directora del centro comunitario, Sabrina Romero Hechem, contó cuáles eran las acciones que se llevaban a cabo en el lugar, qué es lo que se perdió con el incendio y cual es el futuro del espacio ante esta situación.

"El lugar funciona desde hace casi seis años en el barrio. Estaba abierto todos los días, con talleres para niños, niñas y adolescentes con actividades que tienen que ver con el juego, lo educativo y espacios de creación", detalló Sabrina.

Además contó que "cada uno de los espacios se iba desarrollando con quienes participaban del lugar, con lo cual el Cepla fue construyendo también su pertenencia barrial como espacio de producción, de juego y de encuentro. De hecho este edificio que se quemó fue varias veces intervenido artísticamente por los distintos grupos que transitaban por el espacio".

"Se realizaban talleres de ajedrez, como Jaquemateando, ferias de ropa, pintura, y se había conformado un taller audiovisual desde el cual se buscó recuperar la memoria histórica del barrio", añadió enumerando algunas de las actividades que se llevaban adelante previo al aislamiento. 

 

.

Pero también durante el aislamiento el Cepla continuó trabajando. "Nosotros no asistíamos al espacio, para mantener las disposiciones de cuidado y aislamiento, pero seguimos realizando acciones de contención. De hecho, junto con las Escuela Juana Elena Blanco, también integrante a la mesa barrial, entregamos material didáctico para acompañar a las infancias durante el aislamiento", explicó.

"Las pérdidas materiales fueron totales", lamenta Sabrina. Pero al mismo tiempo afirma convencida que "el incendio, por más que debastador en cuanto a lo material, no implica una pérdida de lo que se viene trabajando en el lugar, de la apropiación del espacio por parte del barrio y de cómo se construyó comunidad".

Es esto mismo construído lo que la lleva a sostener, tras trabajar durante toda la jornada del miércoles en el lugar para que no haya riesgos de derrumbe ni de otro tipo, que "ya se puede empezar a limpiar un poco, y a pensar acciones para reconstruir y rearmar el trabajo”.  

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo