sec-corbata

Habló una de las víctimas de los rugbiers: "Siempre son los mismos"

Ya son tres los empleados de la disco Wallas que denunciaron a los rugbiers.

José Carranza, un joven que trabajaba en las relaciones públicas de la disco Wallas, se sumó a la ola de denuncias contra un grupo de rugbiers del Club Gimnasia y Esgrima, tras una brutal golpiza que le propinaron el pasado fin de semana en el local bailable ubicado en Sarmiento y el río. 

De esta manera, Carranza se convierte en el tercer empleado del boliche en radicar una denuncia contra jugadores de rugby del plantel superior de GER. Además, otros tres jóvenes ya habían apuntado contra los mismos agresores.

En diálogo con Ariel Bulsicco en Si989.com, el joven detalló una por una las lesiones sufridas tras la golpiza: “Tengo tres fracturas, una a la altura del maxilar, otra en el tabique y otra debajo de un ojo”.

La agresión le causó tres fracturas
faciales a José Carranza.

“El motivo de la pelea fue que a esos muchachos no los dejaron ingresar al boliche porque estaban alcoholizados” explicó Carranza. Luego, agregó que el local posee dos accesos en los que se desarrollaron los disturbios: “Primero se armó lío por el ingreso de calle Sarmiento, y después por el que da hacia el lado de calle San Martín”. “Cuando se armó el lío yo intenté cubrir a una chica pero me la pegaron a mí”, contó.

“Se identificaron a cuatro personas, que son los que más agredieron. A mi me pegó uno solo, y lo conozco. Siempre son los mismos”. En este sentido, explicó que los rugbiers “son habitués del boliche” y admitió que es la primera vez en tres años de trabajar en esa disco que le toca presenciar y padecer una situación tan violenta.  “Nunca me pasó algo así”, dijo.

“Tienen que accionar para que esto se termine, porque hoy me pasa a mí y mañana al hijo de cualquiera”, advirtió el RRPP de la disco.

Carranza ya había presentado la denuncia por lesiones el pasado domingo en la clínica privada que visitó en busca de asistencia médica, en tanto este viernes al mediodía tenía previsto acercarse a la sede de Fiscalía para ampliar su declaración, junto con los otros dos empleados que resultaron agredidos.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo