sec-corbata

La Provincia atendió a gremios de la industria pero no les dijo que sí a todo

Los sindicatos se quejaron ante los ministros de Trabajo y de Producción por el tarifazo eléctrico que atenta contra el empleo y las importaciones que compiten con la industria local. Les contestaron que el precio de la energía que compra la EPE lo pone Nación y que hay que cuidar la empresa estatal. Y sobre las importaciones, les dijeron que algunas son necesarias

La Asociación de Gremios Industriales de Santa Fe, que nuclea actualmente a doce sindicatos ligados a la producción fabril de toda la provincia, puso en debate una vez más distintos problemas que afectan la productividad y que no logran estabilizarse. Frente a autoridades provinciales se renovó el planteo sobre las dificultades originadas por las altas tarifas de energía eléctrica pero desde el Ejecutivo provincial insisten con que es un problema originado por el gobierno nacional.

Si bien el problema no es nuevo, las soluciones de fondo no llegan y algunos gremios están en continuo alerta. Los ministros de Trabajo, Julio Genesini, y de Producción Alicia Ciciliani, recibieron este lunes a los gremialistas y aprovecharon para repasar nuevos lineamientos de trabajo. Al menos el análisis y monitoreo sigue en agenda y se estableció sumar al empresariado en una próxima reunión para armar una mesa en común.

"Hablamos del impacto de las importaciones en algunos rubros específicos, del impacto de los costos y del cuidado de las fuentes laborales para avanzar en acciones tendientes en generar condiciones para que las empresas sean más productivas y generen nuevos empleos", analizó Ciciliani.

Genesini y Ciciliani, en la reunión con los gremios.

El secretario general en el Sindicato Obreros de la Industria del Vidrio de Rosario, Marcelo Ayimen, estuvo presente en la reunión y explicó que los dos problemas que siguen afectando al grueso de los sectores industriales son las importaciones y sobre todo las tarifas eléctricas que en algunos casos se multiplicaron por 12 en el último año y medio. El gremialista dijo que los funcionarios provinciales "echaron la culpa de las altas tarifas al gobierno nacional" y su política de quita de subsidios.  

Luego de la reunión, Ciciliani en ronda de prensa y ante la queja sindical por el abrupto aumento de los costos energéticos para sus fuentes de empleo, justificó este esquema: "Santa Fe no produce energía. Compramos con precios que vienen dados por el mercado mayorista de energía. Tenemos una empresa pública a la que debemos defenderla con uñas y dientes para no desfinanciarla. La EPE realiza enormes inversiones en toda la provincia, recuerden la gigantesca obra en la peatonal, donde cambiamos cables de 70 años. Hoy la EPE quiere llevar energía a cada establecimiento rural, porque hoy cierran tambos y no por una sola variable sino que además ¿qué trabajador querrá vivir en medio del campo sin energía eléctrica ni internet?. Así que cuidado con la EPE, no desfinanciarla y cuidarla, cuidar sus trabajadores calificados, y trabajar para producir energía", los retó.

La ministra de Producción planteó desde su visión: "El gobierno nacional decidió que las tarifas de los servicios públicos tendrán el mismo costo y lo pagaremos. El gobierno anterior del Frente para la Victoria había decidido que las tarifas no cubrían el costo y que había una masa de dinero de presupuesto público que lo cubría. Este gobierno cambió de política: dice que el usuario debe pagar el costo, pero lo que pasa es que hay usuarios que no pueden pagarlo, hay una lista de empresas electrodependientes por las que peleamos que tengan el subsidio que necesitan para seguir produciendo". 

Ciciliani asimiló el planteo gremial pero lo puso en contexto macro. "Hay una caída del mercado interno porque hay un sistema inflacionario que come el salario y las jubilaciones, y hay menos mercado. La situación no se da por una sola variable, las importaciones. Hay una situación compleja que redunda en el achicamiento de mercado. Las importaciones debemos analizarlas sector por sector: hoy, para producir un auto necesitamos partes importadas, así que eso tiene que ingresar; pero un producto importado que compite con un zapato fabricado en Rosario no; es un caso que hay que pelearlo. El abordaje es caso por caso".

El secretario general de la Asociación de Sindicatos Industriales de Santa Fe, Jose Orpianessi afirmó que "fue una reunión positiva porque hay una agenda de trabajo en conjunto". "Abordamos temas que nos preocupan, como el de higiene y seguridad, las importaciones o el costo de la energía. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo