sec-corbata

General Motors cierra siete plantas y en Alvear "no saben qué va a pasar"

General Motors anunció el cierre de siete plantas de producción en todo el mundo y despertó el alerta de los trabajadores de la planta que la empresa tiene en Alvear. 

Este lunes, GM informó la decisión de cerrar tres plantas de montaje en Norteamérica (la canadiense de Oshawa, y las estadounidenses de Detroit-Hamtramck y Lordstown) y de dos de producción de motores y transmisiones en Estados Unidos (Baltimore y Warren). Aunque esas cinco plantas no cerrarán técnicamente, durante 2019 cesarán su actividad y no se les asignará producción.

La multinacional no precisó en su comunicado si parte de los 14.500 empleados afectados de esas plantas de Estados Unidos podrán permanecer en la compañía en otras plantas de producción.

A finales del próximo año, el gigante automovilístico cancelará la producción en otras dos fábricas situadas fuera de Estados Unidos. Estos cierres se suman al ya conocido de la planta de montaje de Gunsan, en Corea del Sur.

La compañía también dijo que "se están llevando a cabo acciones para reducir" la plantilla un 15 %, porcentaje que incluye "un 25 % menos de ejecutivos para agilizar la toma de decisiones".

El cierre de las siete plantas le costará a GM entre 3.000 y 3.800 millones de dólares, pero la empresa afirmó que le permitirá ahorrarse unos 6.000 millones de dólares para finales de 2020.

Aunque la medida anunciada por la empresa no afecta de forma directa a la planta de Alvear, la situación de los trabajadores es cada vez más complicada.

"Los compañeros están preocupados, no saben qué va a pasar", transmitió Germán Tonero, delegado de la General Motors, en diálogo con Rosarioplus.com. "El acuerdo entre la empresa y el gremio es hasta febrero, después seguramente habrá despidos o suspensiones a largo plazo", agregó.

A partir del 7 de diciembre, toda la planta de trabajadores se tomará vacaciones hasta el 10 de enero, cuando se retome el esquema de suspensión por turno que se viene realizando desde junio.

"Las tercerizadas han reducido todo el personal y dejaron un solo turno", indicó el mecánico y comentó que en las últimas semanas se fueron de la compañía, por retiros voluntarios, entre 60 y 70 personas.

Además, el delegado anticipo que se van a sacar cerca de 70 empleados que están fuera de convenios, es decir, de sectores con más jerarquía.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo