sec-corbata

Fuerte cruce entre el PRO y el socialismo por la instalación de la tarjeta Sube

La implementación del Sistema Único de Boleto Electrónico (Sube) en Rosario subsiste como tema candente para la ciudad, y otra vez generó una serie de entredichos entre representantes del oficialismo municipal y dirigentes de Cambiemos. Desde el socialismo cuestionan que el gobierno nacional todavía no haya facilitado la homologación de la tarjeta Sube a la Movi, y desde el PRO advierten que esto no sucederá y que el municipio debe adherir al sistema de transporte que se pretende implementar a nivel nacional. En dos palabras, lo que los personeros del macrismo quieren es que Rosario desactive la Movi y adopte solamente la Sube, no solo para pagar viajes en ómnibus urbanos, sino también para alquilar bicicletas públicas y viajar en taxi.

En diálogo con Verónica Luchessi en Sí 989, el diputado provincial por Cambiemos, Federico Angelini, señaló la imposibilidad de homologación entre ambas tarjetas por tratarse de “sistemas incompatibles” y agregó que “la Municipalidad miente” en este tema.

Asimismo, el funcionario indicó que “cada día que pasa hay miles de rosarinos que en vez de pagar $11,49 podrían pagar $5,50” y que esto no sucede “porque la Municipalidad se encapricha con que el sistema de pago de bicicletas y estacionamiento medido sean prioridad”. Esto alude a los descuentos que la tarjeta nacional brinda a jubilados, ex combatientes de Malvinas y otros pensionados.

En este sentido, Angelini señaló que desde el municipio “deberían ser más abiertos y entender que a la Sube se le puede agregar más características”, al tiempo que esbozó la posibilidad de que “convivan las dos tarjetas al mismo tiempo”.

A su vez, subrayó que el dinero para implementar la infraestructura del sistema de la Sube en la ciudad “lo invierte el gobierno nacional”. “Es una cuestión romántica la del socialismo con la tarjeta Movi”, despreció el diputado rosarino.

Por otro lado, en diálogo con Ariel Bulsicco, la concejala socialista Verónica Irízar salió al cruce de las declaraciones de Angelini y explicó que “desde hace más de un año Nación están trabajando en la homologación” y añadió: “Lamento la actitud del diputado, está mal informado”.

En este marco, la edila señaló que “es momento de que el gobierno nacional le dé una respuesta a la población más vulnerable”, y en este sentido advirtió que Rosario “está siendo doblemente discriminada por el PRO, no sólo en el reparto de los subsidios sino por no homologar la Movi o no darnos la Sube”.

Ante los dichos del diputado, Irízar explicó: “No tenemos problema en dejar dar de baja la Movi. No tenemos ninguna cuestión romántica, sino que defendemos los intereses de los rosarinos”.

“Ya agotamos el tiempo de diálogo. Hace un año que tenemos reuniones para homologar las tarjetas. Pensamos que ibamos a tener una respuesta más rápida. Lo vamos a resolver igual sin apoyo de Nación”, remató la concejala socialista.

En medio de la polémica desatada, el próximo martes se llevará a cabo una reunión clave en Capital Federal entre autoridades locales y el gobierno nacional para destrabar la situación y lograr una solución definitiva.
Cabe recordar que en abril de 2016 el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, había asegurado que en "18 meses se tienen que implementar el sistema Sube en todo el país". Al día de hoy sigue sin concretarse.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo