sec-corbata

Fernández acusó a Macri de mentir y refutó su modelo económico

El candidato del Frente de Todos (FdT), Alberto Fernández, acusó al presidente Mauricio Macri de "mentir y decir disparates" y sostuvo que el gobierno "fracasó" en su gestión, al tiempo que, tras calificarse como "no dogmático", prometió que si llega al poder impulsará "soluciones ortodoxas y heterodoxas" y la legalización del aborto.

En el primer debate presidencial 2019, en la Universidad del Litoral, en Santa Fe, Fernández atacó a Macri en gran parte de las exposiciones, pidiéndole por ejemplo que "deje de mentir", y denunció que "los amigos" del primer mandatario "se llevaron 30.000 millones de dólares" de los 39.000 que prestó el FMI a la Argentina.

El ex jefe de Gabinete del kirchnerismo inició su intervención diciendo que cuando se realizó el debate de 2015 con el candidato peronista Daniel Scioli "alguien mintió mucho y otro dijo la verdad: el que mintió fue el Presidente que quiere volver a ser Presidente (Macri) y el que dijo la verdad está en primera fila", en referencia al diputado y ex gobernador.

"Vengo a decirles la verdad y que podemos hacer otro país", enfatizó, y en los distintos bloques temáticos defendió la autodeterminación de los venezolanos, la educación y la salud públicas, la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas y el Mercado Común del Sur (Mercosur), entre otros puntos.

También se dirigió a la sociedad con un llamamiento a que lo voten: "Yo sé que cuento con ustedes; cuenten conmigo". Y le reclamó a Macri: "Nos miente desde hace cuatro años y es tiempo que deje de mentir".

"Yo no soy un dogmático. Van a ver en mí soluciones ortodoxas y heterodoxas. Lo que nunca van a ver es que haga algo en contra de los que producen y los que trabajan", sostuvo Fernández.

También afirmó que "no sé en qué país vive Macri. De los 39 mil millones de dólares que nos dio el FMI se fugaron 30 mil millones. Esos dólares no están en puentes ni en viviendas, se los llevaron sus amigos, Presidente. Es hora de que deje de mentir".

En otro tramo Fernández aseveró que "la globalización ha venido para quedarse y tenemos el desafío de afrontarla" pero aclaró que "no nos obliga a estar de rodillas".

"Podemos discutir cómo entrar en el mundo dignamente, de pie y preservando los derechos de la Argentina", dijo, y afirmó que "no voy a permitir que la globalización y la apertura (económica) se lleven puesto al trabajo argentino".

Añadió que "2.000 puntos de riesgo país y dicen que hemos vuelto al mundo. Qué raro lo que dice el presidente". Tras mencionar el desempleo, la inflación, la pobreza y el cierre de fábricas como consecuencia de la polìtica económica, le achacó a Macri que eso "es lo que hacen cada vez que llegan al poder, y nos quieren hacer creer que cada diez años chocamos con la misma piedra, pero la piedra son ellos".

También reivindicó al Mercosur, el cual "desde hace mucho está abandonado" y que prometió "fortalecer" porque desde ese espacio "podemos discutir muy bien un acuerdo con la Unión Europea". Pero objetó que del pacto firmado por el actual gobierno con el bloque europeo "no conocemos la letra chica y países como Irlanda y Francia dicen que no lo van a aprobar".

En el capítulo de relaciones internacionales, Fernández añadió que "vamos a reivindicar la soberanía sobre nuestras Islas Malvinas y en memoria de los más de 600 argentinos que quedaron allí (muertos en la guerra) me voy a ocupar de que las cosas sean distintas".

"Un lugar en el que el gobierno de Macri fracasó rotundamente es la economía", aseveró Fernández, según quien el gobierno "creyó que para atacar la inflación debía reducir el consumo y le quitó dinero del bolsillo" a los argentinos, pero "cuando uno afecta el consumo afecta a la producción y cuando afecta la producción afecta al desempleo y eso genera pobreza".

En ese punto le espetó a Macri que "deja cinco millones de nuevos pobres, pero no le alcanza, y para solucionar el problema fiscal se endeudó. Cuando llegó al gobierno la deuda externa era el 38 % del PBI y hoy es el 100%".

Fernández aseveró que "el presidente nos hizo un daño enorme" y prometió que va a "reactivar la economía y el consumo, pues necesitamos dólares para pagar la deuda y tener insumos y crecer", tras lo cual destacó el llamado a empresarios y trabajadores para hacer un pacto social.

Otro de los puntos en los que el candidato peronista atacó al Gobierno fue la educación y, especialmente después de que Macri dijera que el candidato a gobernador Axel Kicillof iba a aplicar la "narco-capacitación".

"Pensé que íbamos a hablar en serio, pero el presidente sigue diciendo disparates. El presupuesto educativo desde 2015 a hoy cayó un 40% y el de ciencia y tecnología cayó un 43%. Si tanto ve ahí el futuro, presidente, apueste un poco más, porque solo lo dice pero no lo hace", enfatizó.

Añadió que "le voy a prestar mucha atención a la educación, la ciencia y la tecnología porque creo que ahí está el futuro. Las mejores sociedades son las que han desarrollado el conocimiento, y para eso tenemos que darles oportunidades a todos".

"Nos miente desde hace cuatro años, es tiempo que
deje de mentir, presidente", disparó Fernández. (Télam)


También apuntó a la salud: "Presidente, si le preocupa la salud le cuento que el presupuesto en su gestión cayó un 23%. Usted no lo entiende porque sus privilegios son otros, por eso los intereses de la deuda aumentaron un 70%. Para los usureros todo, para la gente nada".

"Si hay dos cosas que no atendió el Gobierno son la salud y la educación. Los insumos, las vacunas, la salud entraron en crisis y volvieron enfermedades que estaban desaparecidas", sostuvo.

Añadió que "como me hubiera gustado que estos liberales hubieran aprendido de (Juan Bautista) Alberdi y (Domingo Faustino) Sarmiento. Cuando fueron gratuitas las universidades se llenaron de hijos de trabajadores". Y allí espetó: "Explíqueme señor presidente como trató tan mal a científicos e investigadores, al Conicet".

Sobre Venezuela dijo que "tiene problemas, y más problemas tienen los venezolanos que están dentro o los que han tenido que emigrar. Yo quiero que los venezolanos resuelvan el problema, el presidente está preparando la ruptura de relaciones para poder intervenir". Y advirtió: "Espero que ningún soldado argentino termine en Venezuela"..

Acerca del aborto, reiteró que "todos saben lo que pienso y hay que tender a la legalización" de la interrupción del embarazo.

En ese marco, destacó que "el colectivo feminista irrumpió entre nosotros de modo increíble y puso sobre la mesa no solo con la violencia de género sino también la desigualdad que padecen".

"Las mujeres jóvenes duplican en materia de desempleo el desempleo general que tiene el país. Hay que cambiar las leyes", dijo, aunque aclaró que "la ley es igual para todos y las distintas son las personas", y reiteró su idea de crear el Ministerio de la Mujer, la Igualdad y la Diversidad.

En cuanto a legalización del aborto, dijo que será una "oportunidad para las mujeres pobres que no pueden, como las mujeres ricas, atenderse en lugares privados en condiciones de asepsia". Y al apoyar esa legalización, dijo que "terminemos con la hipocresía".

Sobre los derechos humanos derivados de los crímenes de la dictadura, advirtió que "para algunos son un curro y para otros el genocidio no existió, pero dejamos ese tema en manos de los jueces que dirimieron la verdad y cargaron las responsabilidades en los culpables".

"Somos un pueblo maravilloso. Nos hemos caído muchas veces, es hora de que no nos pase más. Estoy seguro de que entre todos y todas podemos cambiar la Argentina y ponerla de pie. Yo sé que cuento con ustedes. Cuenten conmigo", concluyó.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo