sec-corbata

Farías dice que en el gobierno no hay parientes acomodados sino "idóneos"

El ministro facturó a Porta la falta de gestión y presencia en territorio.
El ministro facturó a Porta la falta de gestión y presencia en territorio.

El escándalo del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, entre el maltrato a su empleada doméstica que pagaba en negro, y el conocimiento público de que tenía varios familiares trabajando en la cartera laboral, llevó a que el presidente Mauricio Macri decretara la desafectación de parientes de funcionarios empleados en el Poder Ejecutivo Nacional, e invitara a que cada provincia hiciera lo mismo. Sobre la designación de familiares en cargos oficiales en Santa Fe, el ministro de Gobierno de la provincia, Pablo Farías, aclaró en diálogo con Ariel Bulsicco en Sí 98.9: “La provincia no está en la misma situación que el gobierno de Macri, tenemos justificación más allá del vínculo familiar, de idoneidad y trayectoria, y de haber compartido espacios donde se desempeñan con mucha eficiencia”.

El funcionario del gobierno socialista aseguró que “si se encuentra alguna situación a corregir, se hará, pero en el Ejecutivo se ha tenido mucho cuidado, al asumir el mandato con el gobernador Lifschitz se revisó cada una de las designaciones y cada vez que aparecía la situación de un familiar, el gobernador preguntaba por qué, y a veces se cedía a otra persona”.

Explicó que “la razón por la que se ha convocado a algunos familiares es porque distintos miembros de una familia tienen militancia política, desarrollan actividades en diferentes ámbitos, y llegan a estos espacios, lo que no significa que sus familiares les hayan habilitado los cargos”.

Farías tildó al asunto del ministro Triaca como “bochornoso”, y analizó: “Era una gran cantidad de familiares, y por eso le fue difícil de argumentar porqué los asignaba. Ante esto Macri debía hacer algo, y en vez de sacar al ministro puso el ojo en los familiares. Pero también hay que poner el ojo en los amigos, en los empresarios socios de la vida privada, sobre los que no se hizo nada”.

Consultado por Bulsicco si considera que existe “como se piensa en algunos ámbitos, una gran familia socialista”, el ministro de Gobierno respondió que “hay una intencionalidad de desacreditar al grupo político al relacionar a gente que incluso está en diferentes ámbitos (nacionales, el Congreso, municipios y Ejecutivo)”.

 
Al análisis de Farías, se le escaparon algunos datos: el gobierno que integra nombró a Mauricio Weibel -yerno del vicegobernador Carlos Fascendini- como miembro del directorio de la Empresa Provincial de la Energía. No es el único caso de nepotismo. En el gobierno de Antonio Bonfatti, a la misma EPE ingresó sin concurso el hijo del ministro que estaba a cargo, Antonio Ciancio, titular de la cartera de Aguas, Servicios Públicos y Medioambiente. Un yerno del ex secretario de Servicios Públicos Alejandro Boggiano accedió por entonces a un cargo en la EPE, también bajo la órbita de su suegro, y el hijo de una ex pareja de Hermes Binner también.
 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo