sec-corbata

Entre "ofuscado y sorprendido", el fiscal investigado deja la Unidad Covid-19

Así describió un vocero del Ministerio Público Fiscal el ánimo de Gustavo Ponce Asahad, luego del allanamiento en su domicilio por su presunta filtración de información sensible a una banda de delincuentes.

El apacible viernes hizo un cimbronazo en la arena pública cuando se conoció a media mañana del allanamiento a la vivienda del fiscal que dirige la Unidad Covid-19, Gustavo Ponce Asahad en bulevar Oroño y Mendoza, en torno a filtraciones en causas relacionadas con juego clandestino, extorsiones y un asesinato en el casino City Center.

En el marco del operativo de la TOE ordenado por la Unidad de Criminalidad Organizada, el director de la Oficina de Prensa y Comunicación de Fiscalía Regional Segunda, Sebastián Carranza, precisó a los medios que este allanamiento tomó por sorpresa al funcionario judicial. Aclaró que “no está detenido, sino que se está buscando información de interés, y analizar su celular. Está ofuscado con esta situación, y sorprendido”.

Si bien Carranza precisó que “no se puede afirmar que el fiscal haya filtrado la información, aún así se le abrió una causa abierta por incumplimiento en deberes de funcionario público". 

Confirmó que si bien no se conoce aún si pedirá licencia, Ponce Asahad no continuará dirigiendo la Unidad Covid-19, y en el transcurso de la tarde se resolverá el reemplazo en el cargo que ocupa el fiscal ya que “es una Unidad importante en el marco de la pandemia del coronavirus”.

Días antes se hizo un allanamiento en la vivienda de un empleado del fiscal, a quien también se le secuestró el celular para ser analizado. “Somos los primeros interesados en saber quién y como filtró esta información y hay mucha información sensible en reserva", afirmó el vocero.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo