sec-corbata

Emergencia alimentaria: el gobierno recibe a la CGT y Diputados busca un proyecto unificado

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y dirigentes de la Confederación General del Trabajo (CGT) se reunirán este lunes para abrir un canal de diálogo luego del reclamo de la central obrera para que se tomen medidas que traigan alivio a la crisis económica y social del país. En tanto, Diputados de la oposición buscarán acordar un solo proyecto de declaración de emergencia alimentaria para impulsar una sesión especial el próximo jueves.

En sintonía con el reclamo nacional, los gremios locales manifestaron la necesidad de "inyectar de forma urgente dinero" en el bolsillo de los trabajadores.

El encuentro entre la cúpula de la central obrera y Stanley surgió luego del pedido de los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña, a través de una carta pública, donde reclamaban que el presidente Mauricio Macri declare la emergencia ante "la grave situación social por la que atraviesan los ciudadanos, sumergidos en la pobreza e indigencia".

"Es obligación primaria, indelegable y constitutiva del Estado garantizar la alimentación y nutrición adecuadas de la población. La crisis económica que estalló en las últimas semanas no hizo más que agudizar la grave situación social", aseguraron Daer y Acuña en la carta que lleva sus firmas.

Se espera que en la reunión, a la que es posible que asista el ministro de producción y Trabajo, Dante Sica, se llegue a un acuerdo para reducir el conflicto con el anuncio de medidas para trabajadores registrados como una ampliación o reasignación de partidas para aumentar la asistencia a comedores barriales.

Acuña y Daer hablarán con los funcionarios nacionales.

La emergencia en el Congreso

Asimismo, Diputados de la oposición buscarán este lunes acordar un solo proyecto de declaración de emergencia alimentaria en todo el país, y recién luego definirán si impulsan una sesión especial para el jueves, con el propósito de sancionar esta iniciativa que el Gobierno resiste.

"Si no hay una respuesta contundente por parte de Mauricio Macri los bloques opositores vamos a impulsar una sesión especial", señaló el diputado nacional por Santa Fe, Agustín Rossi, y aclaró: "El gobierno nacional tiene todas las herramientas para dar respuestas, si no lo hace es porque no quieren o porque creen que con lo que están haciendo ahora alcanza". 

Para preocupación del oficialismo, los bloques que impulsan la aprobación de la emergencia económica están en condiciones de alcanzar quórum propio (129 diputados); sin embargo, antes de pedir la sesión especial, aguardarán que el Gobierno responda oficialmente al reclamo.

Las bancadas que impulsan esta iniciativa son el Frente para la Victoria (FPV), el Frente Renovador, Red por Argentina, y Somos (las fuerzas que hoy integran el Frente de Todos); además, se suman el bloque Justicialista, Consenso Federal, el Frente de la Concordia Misionero y Unidad Justicialista.

Si los diputados de estos bloques asistieran a una hipotética sesión especial podrían superar incluso el piso de 129 diputados para abrir el debate, con lo cual el interbloque de Cambiemos solo podrá trabar su tratamiento si evita que la oposición alcance los dos tercios, ya que no tiene despacho de comisión.

Con la declaración de la emergencia alimentaria, las agrupaciones sociales buscan la apertura de programas sociales, aumento de los salarios sociales y "más y mejores alimentos" para los comedores populares.

El diputado del Movimiento Evita Leonardo Grosso dijo a la prensa que "si hasta el miércoles a la mañana el gobierno no da algún tipo de respuesta a las demandas de la crisis alimentaria, estaría toda la oposición (con disponibilidad) para la sesión especial".

Los bloques opositores recibieron el miércoles pasado a los movimientos sociales tras la marcha que realizaron al Ministerio de Desarrollo Social y al Congreso Nacional para reclamar la emergencia alimentaria.

Del encuentro, que se realizó en el salón Delia Parodi de la cámara baja, participaron legisladores y referentes del espacio piquetero que conforman Barrios de Pie, la CTEP, la Corriente Clasista y Combativa y el Frente Darío Santillán.

En la oportunidad, Grosso dijo que estamos pidiéndole al Gobierno que escuche el reclamo", señaló que "todos sabemos que estamos viviendo una crisis social y económica sin precedentes", y consideró que la emergencia alimentaria "debería ser algo fácil de resolver en este país".

La oposición buscará la unificación de criterios para impulsar una sesión especial el próximo jueves.

Gremios locales piden una inyección de dinero

“La crisis afectó fuerte a nuestro sector. Menos viajes, menos horas extras; todo se redujo a lo justo y necesario”, afirmó Juan Chulich, secretario general del gremio de Camioneros de Santa Fe (alineados a Hugo Moyano). Asimismo el referente sindical señaló que “es absolutamente necesario una inyección económica en el sueldo de los trabajadores, esto debería ser inmediato porque sino el sueldo queda muy desfasado". "Es primordial que el sueldo alcance para llegar a fin de mes y ahora estamos muy mal en ese tema”, concluyó.

Por su parte, Daniel Yofra, secretario general de la Federación Aceitera nacional, dijo: “La movida cambiaria que hubo estos días fue beneficiaria para los especuladores y en la agroindustria están los reyes de la especulación. Ahora toda la situación vivida perjudicó a los trabajadores”. “En nuestro sector todavía el impacto no llegó por políticas del gobierno nacional que favorece fundamentalmente a los exportadores, principalmente de soja”, indicó el tirular del gremio, que la semana pasada inició una medida de fuerza por el atraso salarial de sus representados.

"Los trabajadores bancarios no somos ajenos a esta crisis económica y social que esta viviendo nuestro país, más allá que el sector financiero es el mas beneficiado. Ahora los trabajadores padecemos las mismas problemáticas que la mayoría, el poder adquisitivo de nuestro sueldo se ha disminuido debido a la inflación, tarifas dolarizadas, aumento combustibles", señaló Sergio Rivolta, secretario adjunto de la Asociación Bancaria Rosario, y agregó: "Además somos testigos directos como en los bancos se van cerrando cuentas sueldos lo que indica que muchos argentinos pierden su trabajo. Apostamos a un nuevo gobierno y a un necesario cambio de rumbo”.

También, Sergio Ricupero, secretario gremial de Gastronómicos Rosario indicó que “las crisis económicas siempre impactan en la actividad en forma negativa" y remarcó que "el achique ya se vino dando desde 4 años atrás en la actividad". "Por el momento se viven situaciones difíciles en el sector para los trabajadores y es urgente que se inyecte dinero en al bolsillo de los trabajadores para hacer girar la rueda. No hay otra medida en lo inmediato que pueda modificar la situación de los trabajadores”, dijo.

“Esta economía paralizada repercute en nuestro sector con merma en la actividad. Aunque en años de elecciones entra bastante plata al Correo y en ese sentido no hemos sufrido despidos, suspensiones y están cumpliendo con la clausula gatillo. Ahora, muchos trabajadores de otros sectores como los industriales, comercio la viene pasando mal y ahí debe haber urgente inyección de dinero porque la única manera de salir de la crisis es reactivar el mercado interno para que se genere nuevamente el ciclo virtuoso de producción, consumo con mejores salarios y mas puestos laborales. Este gobierno ha demostrado no tener eso en mente por eso apostamos aun nuevo gobierno que debe asumir el 10 de diciembre”, opinó Walter Palombi, secretario general de Trabajadores de Correo de Rosario.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo