Elaboran un protocolo para evitar otra invasión de langostas

Dos grandes mangas de langostas atacaron durante el año pasado la zona rural de Santiago del Estero, Chaco, Córdoba y el norte de Santa Fe, poniendo en alerta a los productores agropecuarios durante largos meses. Este año, para evitar otra invasión como aquella, el Senasa elaboró un protocolo preventivo para controlar la plaga.

Desde julio pasado el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria detectó el ingreso de langostas al norte del país desde Paraguay y Bolivia, poniendo en riego las plantaciones de trigo, maíz y soja.

El organismo sanitario elaboró un mapa con tres áreas delimitadas con los distintos niveles de infestación. El primero lugar se encuentra, el NEA, con Chaco, el noroeste de Santa Fe y el este de Santiago del Estero, con un nivel bajo de infestación y presencia de langostas voladoras. Luego, el centro de Córdoba, con un nivel medio; y por último, el NOA, con un nivel alto.

"Por suerte solo fue afectado un pedacito de Santa Fe el año pasado y en 2018 todavía no tuvimos noticias sobre el tema", señaló el secretario de Agricultura santafesino Marcelo Bargellini, en diálogo con Rosarioplus.com.

El funcionario explicó que sólo se tuvo que realizar una aplicación (fumigación) en un sector de la localidad del norte santafesino Villa Minetti.

"La langosta en el país no es una plaga, en el sur de Buenos Aires hay controles anuales por una problemática particular, pero en el resto no hay inconvenientes", remarcó Bargellini y comentó que la población de insectos llegó al norte del país por las condiciones de viento que favorecieron su traslado a gran velocidad.

Además, el secretario de agricultura santafesino remarcó que "cualquier plaga, según la población, puede terminar con un lote sembrado".

"Se estuvo viendo si se quedó como población estable, pero no se vió esa problemática", afirmó el funcionario.

Protocolo anti langostas

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) inició el 2018 difundiendo un “manual de procedimientos generales para el control de la langosta sudamericana”.

Entre otros aspectos, el protocolo indica que el control de la plaga se debe realizar “con la mayor premura posible por parte del productor y es independiente de la denuncia o aviso de presencia, que se podrá realizar en forma previa, simultánea o posterior a la acción de control”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo