sec-corbata

El tirador de Florida, un ex alumno de 19 años militante de la supremacía blanca

El rostro de Nikolas Cruz, el tirador de Florida (Télam)

Estados Unidos sigue conmovido por la matanza de 17 personas consumada este miércoles en un colegio de Florida, y las primeras informaciones sobre las motivos que llevaron a Nikolas Cruz, un ex alumno de 19 años, a convertirse en un asesino múltiple, no contribuyeron a superar el shock y alimentaron la desconfianza hacia las instituciones.

Por un lado, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) admitió este jueves que hace cinco meses fue alertada de que el joven dijo, en una filmación en You Tube, que quería convertirse en un “tiroteador escolar profesional”.

Por otro, Nikolas Cruz fue vinculado con el grupo supremacista blanco República de Florida (ROF, por sus siglas en inglés), según la organización judía Liga Antidifamación, citada por la agencia DPA. 

En su página web, el ROF se describe como una "organización de derechos civiles blancos" que busca crear un "etnoestado blanco" en Florida. Jordan Jereb, presunto líder del ROF, le dijo a la Liga Antidifamación que Cruz tiene una relación con su grupo.

El agente del FBI encargado de la oficina en Miami, Rob Lasky, dijo hoy que en septiembre último investigaron una denuncia sobre un comentario publicado en una cuenta de YouTube de un usuario en Misisipi, en la que se amenazaba con disparar en una escuela, sin mayores detalles, según la agencia Efe.

Pero, aseguró Lasky a la prensa, fue "imposible localizar" quién hizo ese comentario y si tiene vinculación con el sospechoso de la matanza de este miércoles, que este jueves comparecerá por primera vez ante el juez tras ser acusado por la policía de 17 asesinatos premeditados.

"No hubo otra información en el comentario que indicara un momento, lugar o identidad real de la persona que hizo el comentario", dijo Lasky sobre la cuenta del dueño del video donde se hizo el posteo, Ben Bennight, que fue entrevistado oportunamente por agentes del FBI y ahora volvió a ser contactado, indicaron medios locales.

Más allá de estas dos informaciones, la policía sigue trabajando para conocer los motivos que llevaron a Cruz a abrir fuego sobre profesores y alumnos de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, de la que fue expulsado el pasado curso por comportamiento violento, y donde todavía permanecen varios cuerpos.

Tras el ataque, el joven, que fue imputado por homicidio premeditado, se entregó mansamente a la policía.

De la quincena de heridos que llegaron a los hospitales cercanos tres permanecen en estado crítico, mientras que los demás están en condición estable o ya fueron dados de alta.

La fiscal general de Florida, Pam Bondi, dijo emocionada que el sospechoso "brutalmente asesinó" a 17 personas, algunas de 14 años, y que hará todo lo posible para que se haga justicia a la masacre en la escuela de secundaria de Parkland, que recibirá próximamente la visita del presidente Donald Trump.

De todos modos, no se difundieron oficialmente las indentidades de las víctimas, aunque sí trascendió el nombre de Sol Duarte, una argentina de 14 años, que es alumna del colegio y afirmó en declaraciones telefónicas a Télam que vio cadáveres y “sangre por todos lados”.

El gobernador de Florida, Rick Scott, aseguró que la próxima semana se reunirá con congresistas estatales para que no haya una nueva tragedia como esta, y opinó que para garantizar que los niños estén seguros en las escuelas las personas con "problemas mentales" no deben tener acceso a armas.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo