sec-corbata

El gremio lácteo advierte sobre la profunda crisis de SanCor

El sector lechero está en crisis y los trabajadores se encuentran en alerta por la situación de varias compañías. Las expectativas no son buenas y la comunicación de los empresarios con los empleados no es fluida. En este marco, el secretario general de Atilra Héctor Ponce le envió una carta al presidente de la cooperativa láctea SanCor, Gustavo Ferrero, donde reitera la "honda preocupación" que el sindicato tiene respecto del futuro de la empresa.

Según señala el representante gremial en la misiva, el origen de la crisis en la compañía se debe a problemas estructurales, la "adquisición de empréstitos onerosos desde el punto vista financiero y una incorrecta visión de los escenarios nacional e internacional". Además, afirma que la administración de la organización jamás tuvo la" profesionalidad necesaria para asegurar rumbos claros que hicieran posible los objetivos del futuro".

"La mala o incorrecta utilización de los recursos y/o herramientas de los que disponía la empresa para lograr su sustentabilidad, hicieron que para financiar los desajustes presupuestarios la Cooperativa debiera desprenderse de algunos de los activos más importantes de su portfolio de negocios. El último, el negocio de los productos frescos", recordó Ponce y agregó que la empresa "se encuentra en un estado que hace vislumbrar que tiene muy seriamente comprometida su continuidad en el corto plazo".

El secretario general de Atilra admitió que varios empleados de SanCor "han puesto todo su esfuerzo y su sacrificio para colaborar en todo lo necesario, relegando incluso el cobro en término de los salarios y los aportes y contribuciones destinados principalmente a darles salud a los trabajadores y sus familias".

"Exigimos que se revele la verdadera situación de la empresa y se exponga con claridad cuál es el plan y los fundamentos técnicos para sacarla adelante", concluyó Ponce, en su carta dirigida al presidente Gustavo Ferrero.

Por su parte, SanCor admitió dificultades en la administración de la entidad, fruto de la situación que enfrenta la lechería regional como consecuencia de las inundaciones provocadas por las intensas lluvias de las últimas semanas.

“Durante los últimos años se verificó la conjunción de problemas económicos y productivos que golpean duramente el normal funcionamiento de la cadena lechera y afecta por igual tanto a productores como industrias. Verdaderas catástrofes climáticas, continuas variaciones en los mercados y la errática marcha de la economía nacional durante muchos años, distorsionaron el desarrollo de todo el sector, aumentaron los costos de producción y elaboración de manera desproporcionada y agudizaron los problemas ya existentes”, explicó la firma, a través de un comunicado.

Por esta razón, según aclararon desde la empresa, la planta vio "afectada su capacidad productiva y su desempeño económico".

En cuanto al futuro de la firma, desde SanCor afirmaron: "Para enfrentar este desafío, desde hace varios meses inició un proceso mediante el cual se pretende una solución definitiva a la situación, el cual se prevé que culminará en poco tiempo más. Mientras tanto, se generan situaciones indeseadas, producto de las tensiones que se presentan en el camino”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo