sec-corbata

El gobierno reprocha a los jueces por el cambio de lugar de detención

El ministro de Justicia de Santa Fe, Ricardo Silberstein, reprochó este miércoles al tribunal que juzga a la banda Los Monos haber accedido al planteo de los imputados en prisión preventiva de cambiar su lugar de detención y forzar al Ministerio de Seguridad a traslados diarios entre el Centro de Justicia Penal y la Unidad Penal Nº 11 en Piñero. "Si los detenidos imputados pueden imponer su lugar de detención, entonces nos acercamos a Colombia", dijo el funcionario provincial en alusión al poder desplegado en los 90 por el narcotraficante Pablo Escobar Gaviria, que llegó a construirle al gobierno una cárcel exclusiva para la reclusión suya y de sus sicarios.

"Me preocupa mucho que el Ejecutivo había establecido un mecanismo de seguridad planificado y no se lo tuvo en cuenta. Los lugares de detención (en el CJP de Mitre y Virasoro) son mucho mejores que la celda de (las cárceles de) Piñero y de Pérez, pero sin embargo los detenidos, por haberse desnudado, pueden lograr imponer el lugar de detención y poner en riesgo lo que significa todo el traslado de personas a quienes se las acusa por haber amenazado jueces, matado y amenazado testigos", recriminó Silberstein a la decisión de los jueces Ismael Manfrín, Isabel Mas Varela y Marisol Usandizaga, luego del singular planteo que hicieron los principales acusados antes de ingresar al recinto del juicio. 

El planteo de los imputados -con strip tease incluido- enojó al Ejecutivo porque buscaba evitar realizar traslados cotidianos, en lugar de alojarlos a todos en el Centro de Justicia Penal.

"El Ejecutivo tomó las mayores responsabilidades para hacerlo. Y lo que pasó es de una gravedad enorme. Esto pone en riesgo todo el mecanismo de seguridad previsto. Cuestiona el poder coactivo del Estado y si los detenidos imputados eligen el lugar de detención, estamos a un paso de Colombia donde el crimen organizado construyó una cárcel para estar detenido. Poner todo eso en riesgo es de una gravedad enorme. Los jueces resolvieron sin consultar eso al Ministerio de Seguridad. Nosotros acatamos, pero que sepan nuestra absoluta disconformidad, desde el gobernador para abajo", fustigó el ministro de Justicia.

Por otra parte, Silberstein celebró la realización del juicio y el significado que le adjudicó: "Esto muestra que en Santa Fe no hay impunidad con el crimen organizado. Cuando en algún momento se decía que el problema del narcotráfico estaba en Rosario, yo siempre dije que no solo existía en Rosario sino a nivel nacional. En Buenos Aires acaba de detenerse a un empresario con vínculos internacionales, con Mar del Plata y en Chaco al punto de allanar la Defensoría; hace unos años se le entregó nacionalidad a la viuda de Escobar Gaviria y hoy descubrimos que estaba vinculada al lavado de dinero. Tuvimos a los hermanos Zacarías en la Sedronar. Provincias como Corrientes donde hasta hay un intendente detenido por narcotráfico. Mientras tanto, en Rosario se detuvo a una de las organizaciones criminales más violentas de la historia de la ciudad y se la está juzgando".

Por último, envió un mensaje a los abogados defensores de los imputados: "Aquellos que piden que se garantice la debida defensa, les digo que se la está garantizando con la presentación de 200 testigos. No se si el juicio de Nüremberg o de los jueces Falcone y Borsellino contra la Cosa Nostra tuvo tantos".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo