sec-corbata

El escrutinio definitivo comenzó con algunos reclamos

El escrutinio definitivo de las elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), celebradas el domingo pasado en Santa Fe, comenzó este miércoles con reclamos de algunos espacios políticos.

La Secretaría Electoral de la provincia, en cumplimiento de lo dispuesto por el artículo 112 del Código Electoral Nacional, había informado a los apoderados y fiscales acreditados, este martes por la tarde, la metodología de trabajo y horarios en los cuales se llevara a cabo el conteo de votos.

En las PASO del domingo pasado los santafesinos eligieron sus candidatos a gobernador y vice, diputados y senadores provinciales, e intendentes y presidentes comunales en la mayoría de las ciudades y comunas.

De la misma forma, se votó para definir los postulantes a ocupar las bancas que se renovarán en junio en los concejos municipales y en las juntas comunales.

Fuentes del Tribunal Electoral informaron que se prevé un trabajo de entre seis y siete días, de acuerdo a la experiencia de comicios anteriores y la cantidad de listas y candidatos que se presentaron a estas PASO. 

Los trabajadores de la justicia electoral y los fiscales de los partidos trabajarán de 8 a 13, con un corte para almorzar y una segunda parte de jornada que irá de 14.30 a 20.

Se trabajará con el acta confeccionada en cada mesa el día de las elecciones y solo se recurrirá a la apertura de urnas en caso de una inconsistencia grave.

Participarán de los comicios generales del 16 de junio las listas de candidatos que hayan superado el 1,5% de los votos emitidos.

Reclamos y polémicas

La candidata a gobernadora del MST - Nueva Izquierda, Jimena Sosa, presentó una denuncia en la Secretaría Electoral para poder participar en las elecciones generales, a pesar de no superar el piso del 1,5 por ciento del padrón electoral, con 24.623 votos.

“Ya hicimos nuestro descargo legal contra la proscriptiva y antidemocrática norma, que para hacer el porcentaje final no parte de los votos válidos sino que utiliza el padrón general con miles de personas que no han votado, un mecanismo creado por los partidos tradicionales para dejar afuera a partidos emergentes y a la izquierda", indicó Sosa y agregó: "En estas elecciones hemos sacado más del 1,5% de los votos válidos y por eso exigimos que la voluntad y decisión de miles de trabajadores, mujeres y jóvenes santafecinos sea respetada y reconocida, permitiendo que estemos en las elecciones generales de junio”.

Además de la Nueva Izquierda, los otros espacios que no superaron el piso del 1,5 por ciento del padrón electoral (40 mil votos), en la categoría gobernador, fueron: el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, con 35.797 sufragios, Espacio Grande, con 19.764, y Alternativa Federal, con 22.766.

Otra polémica que se generó en la previa del escrutinio definitivo fue el reclamo del frente Unite por la Familia y la Vida, el cual había solicitado, unos días antes de los comicios, dar de baja a su lista de diputados, que encabeza Amalia Granata. A pesar del pedido, el partido participó de las PASO y obtuvo 146.665 votos en la categoría Diputados.

Según explicó el prosecretario electoral de la provincia, Patricio Pascual, al diario Uno Santa Fe, el pedido el espacio político fue derivado al procurador general de la Corte Suprema de Santa Fe, Jorge Barraguirre, y una vez que se emita su consejo, se lo elevará al Tribunal Electoral para que lo resuelva.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo