sec-corbata

El conflicto con Cargill llega al Ministerio de Trabajo de la Nación

Los trabajadores arden de bronca tras otro día de conflicto (Juan José García)

El caso Cargill llega este jueves al Ministerio de Trabajo de la Nación. En Buenos Aires se realizará una audiencia tras un miércoles caliente en el que la empresa no acató la conciliación obligatoria dictada por la cartera provincial e impidió el ingreso de cuatro trabajadores despedidos que debían acceder a la planta de Alvear en el turno que inicia a las 14. El gremio habla de "accionar ilegal e ilegítimo" por parte de la multinacional.

"Responsabilizamos a la empresa y al gobierno nacional por el resguardo y la integridad física de todas las trabajadoras y trabajadores, como así también de los bienes de la empresa. Denunciamos el accionar ilegal e ilegítimo de la patronal de Cargill y exigimos la inmediata reincorporación de todos los compañeros despedidos", sentenció el secretario general del sindicato Aceitero de Rosario (SOEAR), Adrián Dávalos.

Para el gremialista, la firma no brinda las garantías mínimas de seguridad y salud laboral. Por ello, en asamblea, se decidió la permanencia de los trabajadores en el ingreso a la planta hasta que esa situación mejore. En tanto, el delegado Marco Pozzi explicó a Rosarioplus.com que no se volvió a dictar un paro para no romper también la conciliación como lo hizo la empresa.

Por otro lado, la CTA Autonónoma de la provincia de Santa Fe y la Regional Rosario, expresaron su solidaridad con los obreros afectados. "El accionar delictivo de estas empresas se emparenta con la violación sistemática a los derechos laborales y constitucionales que perpetra el propio Gobierno Nacional, que acumula tres mil cesanteados y vacía áreas sensibles para la comunidad, mientras multiplica cargos públicos jerárquicos de altos salarios y juega a la austeridad congelando sueldos de 180 mil pesos mensuales", dispararon en un comunicado.

El conflicto de los trabajadores de la multinacional Cargill se desató en el inicio de la semana con el envío de cuarenta telegramas de despido y la inmediata respuesta por parte del gremio, que ordenó un paro por tiempo indeterminado. Más allà de la conciliación obligatoria dictada por la Provincia, la bronca recrudeció cuando la empresa volvió a cerrarle la puerta a algunos empleados. Este jueves, habrá un nuevo round en Buenos Aires. 
 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo