sec-corbata

El clan Funes-Ungaro: estructura, roles y modus operandi de la banda

Para la justicia federal, se trata de una organización delictiva ligada al tráfico ilícito de drogas compuesta por 24 personas, en las que hay jefes, eslabones intermedios y vendedores

Las torres de Sánchez de Thompson 200 bis, donde el operativo dio con parte del clan (Juan José García)

El clan delictivo conformado por las familias Funes y Ungaro, dos apellidos pesados de la zona sur de la ciudad, quedó nuevamente en la mira de la Justicia. Los múltiples allanamientos de este jueves desarticularon aún más a una organización que ya tiene a parte de su estructura tras las rejas.

Las tareas de investigación realizadas desde marzo de 2016 por la Fiscalía Federal 2 de Rosario y la Procuraduría de Narcocriminalidad de Nación dan cuenta de un organigrama delictivo compuesto por 24 personas, con roles y funciones específicas para ganar poder, terreno y dinero en el negocio del narcomenudeo.  

La base de operaciones del grupo, siempre según el dictamen del Ministerio Público Fiscal de Nación al que tuvo acceso Rosarioplus.com, se centra en barrio Tablada. Sus miembros están imputados y/o acusados por “actos relacionados con el tráfico ilícito de sustancias estupefacientes”: la introducción, almacenamiento, fraccionamiento, comercialización y distribución de marihuana y cocaína.

En el marco de la estructura ilícita montada, la banda cometió otros hechos delictivos desde que se inició la investigación en curso, entre los que figuran el lavado de activos, el almacenamiento y uso permanente de todo tipo de armamento y amenazas “con el claro objetivo de mantener la hegemonía territorial de la zona donde se desarrolla el emprendimiento criminal”.

El organigrama

Para ver nombres y funciones podés hacer zoom y recorrer el organigrama
 

La banda tiene cinco líderes, diez “eslabones medios” y nueve soldados o vendedores. En el primer grupo aparecen los nombres de Jorge Funes (el único en libertad), de dos de sus hijos, Alan y Lautaro, alias “Lamparita” (ambos detenidos en Piñero), René Ungaro (en el mismo penal) y su hermana Daniela, ex pareja de Luis Medina, detenida en los allanamientos de este jueves.

De las pesquisas “se desprende que René Ungaro y Jorge Funes lideran una organización criminal, al menos desde noviembre del 2016, dedicada a la comercialización de estupefacientes y delitos contra la propiedad”.

“Específicamente –dice el escrito-- se dedican a tomar las decisiones concernientes a establecer los lugares de comercialización de estupefacientes al menudeo, acopio y fraccionamiento, lo que implica una logística para usurpar dichos domicilios. Además, organizar los diferentes asaltos a domicilios identificados para robar y coordinar los enfrentamientos y represalias de bandas enemigas”.

Estos dos líderes tienen un rasgo característico: “la poca visibilidad de sus acciones”. Sus decisiones son impartidas a otros integrantes de la organización, “que son los encargados de ejecutar dichas órdenes”.

Alan y Lautaro Funes aparecen nombrados como “los principales intervinientes” de estos mandatos.  Cumplen la función de “liderar la coordinación de los ataques perpetrados contra diferentes personas y propiedades, incluida la compra de municiones y armas y los lugares que utilizan para esconderlas y la logística en la comercialización de estupefacientes”.

Daniela Úngaro, una mujer con peso en la organización (Juan José García)

Daniela Ungaro le rinde cuentas a su hermano, pero “tiene el suficiente dominio para dirigir las acciones de obtención del material estupefaciente en grandes cantidades y su distribución, mediante la toma de decisiones y reparto de los roles entre los diferentes miembros del grupo”.

De la investigación judicial se desprende que una de “las mayores situaciones conflictivas de esta organización está dada por la disputa territorial que libran con otra organización criminal que sería liderada por Alexis Camino y Rubén Ariel  Segovia, alias “Tubi”, asesinado este miércoles en la cárcel de Coronda.

“En este contexto, y como apoyo para la obtención de armas y personas dispuestas a matar por encargo (sicarios) se vislumbra la participación de René Ungaro, que aportó armas, municiones y personas de su confianza para librar la batalla territorial y se determinó que los mandos medios que ordenaban ejecutar dichas acciones en el territorio eran los integrantes del clan Funes (Alan, Lautaro, Ulises Y Jonathan)”

El segundo estamento

Entre los “eslabones intermedios de la organización” aparecen José Daniel Ungaro, alias “Bola”; Lelio Ungaro, alias “Chapita”, Carlos Jesús Fernández, conocido como “Pelo Duro” (detenido); la “Chipi” Selerpe, novia de Alan Funes (detenida) y Brisa Amaral, ex pareja de Jonathan Funes (asesinado), entre otros nombres

Jorgelina Selerpe, imputada por el crimen de la hermana de “Tubi” Segovia “cumplía el rol de ser la encargada de la comercialización al menudeo, distribución del material en los otros puntos de venta y la recaudación del producido de la venta”.

El joven Alan Funes. La banda se debilitó con su detención (Télam/Archivo)

El nombre de Brisa Amaral –detenido este jueves-- se incorporó en los últimos meses a la investigación judicial. El “debilitamiento de la banda” como consecuencias de los asesinatos de Ulises y Jonathan y las detenciones de Alan y Lautaro motivaron su aparición en el grupo.

“Estas circunstancias no menores, motivaron a que surjan nuevos actores en la organización criminal. Claramente resultaba necesario que alguien desde el territorio continúe con las maniobras de tráfico de sustancias estupefacientes, especialmente la distribución en los diferentes puntos de venta”, explica el dictamen.

Ese “rol preponderante” fue ejercido por Brisa Amaral, sobreviviente del ataque en el que fue acribillado su novio. Desde aquel entonces Alan y Lautaro dirigen las maniobras de comercialización de estupefacientes desde la Unidad Penitenciaria de Piñero a través de diferentes directivas que son recibidas Brisa.

En este grupo también aparece el nombre de Maximiliano Canal, quien fuese mano derecha de Luis Medina y hoy hombre de confianza de René Ungaro. Las escuchas telefónicas de la cusa lo ubican a cargo del fraccionamiento, acopio y transporte de la droga.

Los vendedores

En la última línea de la organización se ubican personas que son “fungibles y son las que realizan de propia mano” las actividades ilícitas investigadas. Tienen a cargo la comercialización estupefacientes en puntos de venta distribuidos en la zona bajo control de la banda conocidos como “delivery”.

Son nueves las personas identificadas en este eslabón inferior. El nombre más conocido es el de Jeremías Arocha, alias “Gordo Sprinfield”, quien a principios de abril logró escaparse de la Comisaría 11 tras un insólito descuido de los uniformados de guardia.

Arocha fue detenido a bordo de una moto robada y trasladado a esa dependencia policial. El  fiscal de Flagrancia Guillermo Apanowizc ordenó su detención hasta la audiencia imputativa por el delito de encubrimiento de robo automotor. Según la versión oficial, la pareja entró peleando a la comisaría con otras personas. En medio del caos, “Springfield” aprovechó y se escapó por la cocina de la comisaría.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo