"El aborto es un tema de salud, derechos y justicia social", dice una especialista

Lo afirmó la médica Raquel Tizziani, docente de la cátedra sobre aborto y salud pública en la Facultad de Medicina de la UNR. Y explicó porqué se cuestiona a los llamados "objetores de conciencia" y a la Iglesia católica. Una opinión autorizada en Sí 98.9

"El aborto es un problema de salud, de derechos y de justicia social”. Esa es la postura de Raquel Tizziani, docente de la materia "El aborto como problema de salud pública", que se dicta en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario, quien pasó por Sí 989 y dialogó con Fede Fritschi sobre el rol de la salud pública local, de qué se trata la objeción de conciencia y la presión de la Iglesia, entre otros temas.

“Las mujeres llegan al hospital desesperadas porque es una situación muy angustiante”, señaló Tizziani, miembro de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir y empleada en un centro de salud pública de Rosario. “En los hospitales tenemos consultorios de consejería. La médica generalista recepciona la consulta y se hace un abordaje integral de la situación. El proceso no solo consiste en interrumpir la gestación, sino en abordar las situaciones de violencia y lograr una anticoncepción segura y eficaz”, amplió la profesional.

Tizziani fue una de las expositoras durante el debate en Diputados.

El ejemplo de Rosario

En Rosario se realizan entre 500 y 600 prácticas anuales de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en la salud pública local, y según las cifras oficiales no se registran muertes de mujeres a causa de abortos desde 2012. En este marco, Tizziani consideró: "Estamos en una situación de privilegio en comparación con otras localidades”, aunque remarcó que “todavía hay dificultades con profesionales que se autodenominan objetores de conciencia pero que en realidad son obstaculizadores de las prácticas”.

“Los grupos antiderecho tomaron la ciudad como ejemplo para cuestionar por qué modificar la ley si así funciona. Nosotros decimos que no es suficiente”, profundizó.

Objeción de conciencia

Objeción de conciencia “es cuando el profesional de la salud tiene la posibilidad de negarse a realizar una práctica de interrupción del embarazo por cuestiones personales, vivenciales, religiosas, etc., siempre y cuando no sea el único profesional que esté garantizando esa práctica o no esté en riesgo la vida de la mujer”, explicó la profesional.

En tanto que señaló que “las presiones de sectores de la Iglesia católica reclaman objeción de conciencia institucional, como si tuvieran una entidad propia y no fueran una construcción de personas individuales”.

 

El rol de la Iglesia

“Existen intereses que tienen que ver con el mantenimiento del poder y del privilegio, y con intereses económicos”, remarcó Tizziani sobre la postura de la Iglesia. “El Estado argentino la financia: el sueldo de un obispo es mucho mejor que el de cualquier médico de salud pública. Hay una exacerbación de la violencia y de intentar ubicar a las mujeres en el lugar que consideran que les corresponde en la sociedad”, concluyó.

La materia

La materia "El aborto como problema de salud” comenzó su dictado en agosto de 2017 y marcó un hito en la historia de la Facultad de Medicina. “Fue bastante el revuelo que armó pero vino muy bien porque contribuyó a instalar el debate social”, explicó la docente.

Se trata de una materia electiva a cargo de ocho docentes, de cursado cuatrimestral y con cupo para cien estudiantes. El segundo ciclo comenzaría el próximo 21 de agosto.

Tizziani explicó que desde la materia se plantea “que el aborto es un problema de salud, de derechos y de justicia social” y agregó que “la realidad es que existe pero no todas las mujeres de mayor vulnerabilidad, las excluidas, no pueden acceder a abortos seguros”.

Asimismo, indicó que “los abortos clandestinos seguros en clínicas privadas cuestan entre 30 mil y 50 mil pesos”. “La CGT está muy preocupada por cuánto va a costar” en caso de aprobarse la ley, “pero representa menos del 0,5 por ciento del presupuesto de salud anual en la provincia”, advirtió.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo