sec-corbata

El Concejo sospecha que Rosario no cumple con Basura Cero

El cuerpo deliberante le exigirá a la intendenta que informe si el municipio está reduciendo sus envíos de residuos a rellenos sanitarios, tal como impone una ordenanza de 2008. 

El Concejo le exigirá al Ejecutivo municipal que cumpla con la letra de la ordenanza conocida como de "Basura Cero", iniciativa global a la que Rosario adhiere desde noviembre de 2008 y que apunta a reducir las deposiciones de residuos urbanos en los llamados "rellenos sanitarios". Según ese compromiso, la ciudad debería haber disminuido sus envíos de basura sólida a los rellenos de Ricardone y Bella Vista en casi la mitad de lo que remitía en 2006. Y para 2020, el pacto impone que ya desista de alimentar esos depósitos.

La Municipalidad multó a Lime y a Cliba por las deficiencias en la recolección.

En la primera reunión del año que tuvieron los miembros de la comisión de Ecología del Palacio Vasallo se aprobó el envío de un pedido a la intendenta Mónica Fein para que informe a ese cuerpo sobre la situación del municipio en relación con la ordenanza 8335 “Basura Cero”. Y para que retome las reuniones de comisión mixta cuyo propósito es el seguimiento de dicha norma. 

"Es que la última vez que el Ejecutivo nos informó fue en 2014, y lo hizo con referencias a cifras de 2013. O sea, no sabemos dónde estamos parados, y la ordenanza impone que el municipio debe difundir la información anualmente. Tampoco hubo reunión de la comisión de seguimiento en los últimos años", argumentó el titular de la comisión, el peronista Osvaldo Miatello (bloque Compromiso con Rosario). En aquella ocasión, señalaron, el Ejecutivo había comunicado el ritmo de reducción de residuos a instancias de un pedido similar promovido entonces por la concejala Norma López y su ex compañero de bancada, Roberto Sukerman.

De acuerdo con la norma, es obligación del Ejecutivo brindar al Concejo "un informe anual precisando la cantidad de toneladas dispuestas en rellenos sanitarios, el porcentaje de reducción anual alcanzado, y el detalle de los costos erogados para la disposición final y para la reducción de los mismos".

Los concejales de la comisión de Ecología, este lunes, en reunión. (@carloscossia)

La ordenanza 8335 refrenda la adhesión de Rosario al compromiso de cumplir "un cronograma de reducción progresiva de la cantidad de residuos depositados en rellenos sanitarios, sentando como base el total de los residuos dispuestos en el año 2006". Dice la norma: "La meta para el año 2010 será la reducción de un 15% del peso de los residuos sólidos urbanos de la ciudad de Rosario dispuestos en rellenos sanitarios, para el año 2012, de un 25% del total del peso, y un 50% para el 2017. Se prohíbe para el año 2020 la disposición final en relleno sanitario de materiales tanto reciclables como aprovechables, incluyendo los residuos orgánicos".

Miatello consideró que "las últimas cifras mostraban que estábamos lejísimo de poder cumplir con los plazos que establece la ordenanza". En ese sentido, atribuyó ese déficit a "la falta de constancia en sostener y promover las campañas como las del plan Separe. Además, la falta de recolección desalienta la actitud en la gente. El vecino va con sus residuos bien clasificados y llega a la isla de contenedores y se encuentra con que están repletos, desbordados, y la basura en el suelo, la próxima vez ya dejará de separar", analizó.

Mientras tanto, el servicio suma cuestionamientos, como el que hizo el titular del Sindicato de Recolectores, Marcelo Andrada, y el concejal Diego Giuliano. 

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo