sec-corbata

Sin quórum, el Concejo no debatió los aumentos de bondis y taxis

La discusión por el aumento del boleto del transporte urbano de pasajeros partió en dos partes exactamente iguales al Concejo Deliberante. Y esa división dejó sin sesión al Legislativo, que tampoco trató el aumento del 30% para el servicio de taxis, lo que podría provocar una medida de fuerza del sector.

De un lado, catorce ediles que este jueves habían consensuado un proyecto para incrementar el boleto a 8 pesos en mayo y 8,50 en julio. Se trata de los nueve ediles del Frente Progresista, más los cinco que forman parte del bloque del Pro. Tras limar asperezas, ambas fuerzas habían logrado sacar un despacho de comisión que permitía llevar la discusión a votación en la sesión de este jueves.

Pero, del otro lado quedaron otros catorce ediles que se reparten en un archipiélago de bloques y monobloques. Si bien oficialismo y Pro tenían los votos para imponerse (ante un empate, la presidenta del Concejo, Daniela León, volcaría la balanza a favor del aumento), necesitaban de un concejal más para obtener las 15 bancas que dieran quórum y permitieran el inicio de la sesión.

Pero la maniobra de los concejales frentistas y amarillos cayó mal en el resto de las bancas, y la decisión de la oposición fue no dar quórum. La sesión fracasó y el incremento de las tarifas de colectivos y taxis quedará para, en principio, la próxima semana.

Un jueves agitado

Al mediodía, la posibilidad de obtener un proyecto que pudiera salir de comisión y ser tratado en el recinto parecía una quimera para el oficialismo. De hecho, la sesión pasó a un cuarto intermedio hasta el luens de la semana próxima. Pero, intempestivamente, a media tarde los ediles del Frente Progresista y el Pro limaron asperezas y arribaron a un proyecto en común. En la búsqueda de consensos, el oficialismo debió resignar su idea inicial de llevar el boleto hasta los 8,50 pesos, para conformarse con un incremento sensiblemente menor.

Finalmente, ambos sectores consiguieron firmar un despacho en conjunto que propone un aumento desdoblado de la tarifa: 8 pesos ahora y 8,50 pesos en julio. El proyecto consensuado entre el oficialismo y el Pro implica también un plazo de 90 días para la anunciada fusión de las empresas Semtur y Mixta. También se propone sumar al Fondo Compensatorio del Transporte Urbano los dineros provenientes del canon que paga el casino por factor ocupacional, como un recurso más para achicar el déficit del sistema sin trasladarlo a la tarifa.

La elección aparecía como muy reñida. El Frente Progresista lograba reunir nueve voluntades propias, y sumar a los cinco ediles del Pro. Esos 14 votos planteaban un virtual empate con los 14 concejales de la oposición que no desean acompañar un aumento del boleto. Así las cosas, la presidenta del Legislativo, Daniela León, inclinaría la balanza a favor del anhelo del Ejecutivo.

Pero para que todo eso pasara, antes debían lograr sentar a 15 concejales en el recinto para obtener el quórum que permitiera realizar la votación. Para ello, oficialismo y Pro necesitaban de, al menos, un concejal más de la oposición que habilitara el debate, cosa que, finalmente, no sucedió.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo