sec-corbata

Deuda histórica: Santa Fe le vuelve a golpear la puerta a Nación

La provincia no quiere que, una vez más, la negociación de la deuda histórica quede en la nada. Hasta el gobernador personalmente insistió en la Casa Rosada

La esperanza es lo último que se pierde, y el gobierno provincial lo sabe. La semana pasada desde la administración santafesina se le entregó al gobierno nacional un comunicado formal donde plantea, una vez más, la necesidad de reunirse para negociar el pago de la deuda histórica de coparticipación tal como se condicionó en el Consenso Fiscal. El pedido fue reforzado por el gobernador Miguel Lifschitz en un encuentro informal con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y éste volvió a comprometerse para que en breve haya novedades.

Se trata de un gestión formal para retomar las negociaciones que se han frenado desde hace tiempo y que Santa Fe espera concretar antes del 31 de marzo, tal como se pactó en el Consenso Fiscal a cambio de adherir a la iniciativa nacional.  

Según confirmó a Rosarioplus.com el fiscal de Estado, Pablo Saccone, el texto solicita formalmente iniciar las reuniones, y establece como base la propuesta que el gobierno provincial hizo a mediados del año pasado. En esa oportunidad el socialismo estimó la deuda histórica en 50 mil millones de pesos y propuso un combo de fondos inmediatos y bonos: 35 mil millones los cancele en títulos públicos y el resto en dos desembolsos de 7.500 millones en 2018 y 2019.

Lo que se pretende es no perder pisada y que la discusión no se diluya, ya que los antecedentes así lo indican. Desde hace dos años el gobierno nacional patea la cancelación de la deuda de coparticipación aunque está obligado a concretarla, luego de que la Corte Suprema de Justicia lo resolviera en noviembre de 2015.

El ministro de Economía Gonzalo Saglione es otro que trata de mantener viva la discusión e insistir en que Nación abone al menos una parte en efectivo, y no la totalidad en bonos como sugirió su par nacional, Nicolás Dujovne.

 

 

El propio Lifschitz apostó capital político para resolver la situación, con la firma del Consenso Fiscal que condicionaba el avance de las negociaciones. Incluso aprovechó unos minutos previos a un acto para recordárselo a Frigerio. “Con el ministro Frigerio hablamos sobre la deuda de coparticipación que tiene sentencia de la Corte Suprema de Justicia, y se comprometió a elevarnos en los próximos días una propuesta formal de pago”, explicó Lifschitz.

 

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo