sec-corbata

Destituyen a los jefes de la Federal en Santa Fe, incluido uno en Rosario

El titular nacional de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, removió a todos los jefes de la fuerza en la provincia de Santa Fe. Lo hizo para "garantizar la transparencia" en la institución, luego de que este jueves tuviera que ordenar la detención del responsable de la unidad en la ciudad de Santa Fe y a otros cinco oficiales por vínculos con el narcotráfico.

En la volteada también cayó el comisario inspector Gustavo Ghiglione, que estaba a cargo del Área III de la PFA, con asiento en Rosario. Roncaglia lo pasó a disponibilidad por "decisión preventiva".

Ghiglione era supervisor de 11 delegaciones de la fuerza, y en su lugar cumplirá tareas Eduardo Francescutti como jefe del Área. “Una vez que termine la investigación, Ghiglione volverá a cumplir funciones, ya que no está afectado a una causa judicial como los integrantes desplazados de Santa Fe”.

Roncaglia confirmó el pasado jueves que los seis efectivos -el jefe de la delegación Santa Fe, un principal, un oficial y tres suboficiales- fueron detenidos tras siete allanamientos, uno en la oficina de la delegación y el resto en los domicilios particulares.

"Lamentablemente tuvimos un grupo de policías que no cumplieron con sus deberes, se alejaron de las normas y delinquieron", dijo el comisario general, en conferencia de prensa. Los policías federales apresados fueron acusados de adulterar documentos públicos, incumplimiento de deberes de funcionario público y tráfico de estupefacientes.

La denuncia en la Fiscalía fue realizada por la propia Policía Federal, que inició una investigación, a través de la delegación de Asuntos Internos, sobre el vínculo de los arrestados con una banda narco a principio de año. Sobre esto comentó que algunos de los detenidos habían realizado un operativo en la vía pública y en dicho procedimiento "no cumplieron con todas las reglas, secuestraron solamente una parte de la droga y un teléfono".

"No vamos a esconder la basura bajo la alfombra", afirmó el titular de la Policía Federal Argentina y aclaró: "Esto es doloroso porque es un grupo de policías que se alejaron de la norma".

"En una oficina encontramos droga que no estaba con la cadena de custodia. Eran 88 bochitas de cocaína", detalló el comisario general y agregó: "No tenemos probada su venta, pero sí el contacto con los vendedores".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo