sec-corbata

Denuncian que en Dirección de Vivienda incumplen el protocolo sanitario

La delegación Rosario de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) cuestionó las formas en las que el personal de la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo fue convocado a retornar al trabajo.

Fuentes de esa seccional gremial denunciaron que la convocatoria fue “muy informal, con guardias mínimas no muy especificadas ni con criterios sanitarios”. También reclamaron la reapertura de las paritarias provinciales y la extensión del bono prometido en marzo a los sectores esenciales.

En el marco de la crisis sanitaria, integrantes de la Comisión Directiva y delegados del sector realizaron recorridas en las dependencias que DPVyU posee en Santa Fe al 900 y al 1100 y observaron irregularidades en cuanto a la implementación del Protocolo de prevención. De esta forma, desde ATE Rosario se pusieron “a disposición para trabajar en garantizar la implementación del mismo”.

Enumeraron algunas de las condiciones insalubres: “No se cuenta con lectores de temperatura para realizar el control de rigor a los trabajadores al ingreso de su jornada laboral, como así tampoco al público en general; y tampoco se ha organizado ni realizado capacitación previa relativa al protocolo de prevención, como tampoco se estableció un protocolo interno adaptado a la realidad institucional”.

También se observó un número importante de trabajadores en la institución, en algunos sectores más que en otros, que no guardan la distancia mínima de dos metros entre puestos de trabajo.

“A todo esto se suma que el edificio de Santa Fe 1145 se encuentra en remodelación y tampoco se está aplicando el protocolo a los trabajadores de la empresa contratista”, puntualizaron desde ATE Rosario. “Esto nos preocupa de sobre manera y solicitamos a las autoridades la implementación urgente del protocolo como así también la reducción del número de trabajadores que desempeñen funciones en forma presencial, para evitar la circulación masiva”, reclamaron.

Los delegados destacaron la situación de algunos trabajadores que operan contratados, dado que en este contexto de pandemia han sido convocados a cubrir guardias mínimas: “Es sumamente preocupante la situación de estos trabajadores, siendo doblemente riesgosa su exposición, pues carecen de todos los derechos que un trabajador formal posee. Se encuentran en trámite de renovación de los contratos y con mucha incertidumbre sobre su futuro inmediato, dado que la tramitación se encuentra demorada a partir de la decisión política de que los nuevos contratos sean renovados hasta 2021 sin la actualización solicitada del 30%”.

Aseguraron que hasta el momento no ha habido comunicación de las autoridades de la institución con los delegados, o modificación en la aplicación del protocolo de prevención. “Esta situación resulta muy preocupante ya que no sólo pone en riesgo la salud e integridad psicofísica de los trabajadores y sus familias, sino que además propicia la circulación del virus poniendo en riesgo a toda la sociedad en su conjunto”, finalizaron.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo