sec-corbata

Denuncian amenazas a militantes de DDHH a través de WhatsApp

Referentes de organizaciones de Derechos Humanos, junto a dirigentes sociales, sindicales y políticos denunciaron, este miércoles por la mañana, amenazas y hostigamiento por parte de desconocidos a través de grupos de WhatsApp.

"Desde principio de marzo, empezamos a aparecer en grupos de Whatsapp que se creaban con nombres extraños, sin saber quiénes eran los administradores", señaló Juane Basso, integrante de HIJOS Rosario, en diálogo con Ariel Bulsicco en Sí 98.9.

Con el paso del tiempo, los grupos se fueron multiplicando y sumando a más referentes políticos como: las diputadas nacionales Josefina González y Lucila De Ponti, concejales Norma López, Eduardo Toniolli y Marina Magnani; dirigentes sociales como Alejandra Fedele; los integrantes del movimiento de DDHH Ana Moro, Nadia Schujman, Iriz Perez y Pablo Álvarez; los dirigentes sindicales Javier Almirón y Paulo Juncos; el ex Defensor General de la provincia Gabriel Ganón; el secretario de Derechos Humanos de Santa Fe, Marcelo Trucco, el fiscal federal Adolfo Villate, entre otros.

"Con el correr de los días empezaron a multiplicarse los grupos y comenzaron a tener nombres como 'Muerte a Milagro Sala' o 'Tucu vive' (en referencia al represor Eduardo Costanzo)", comentó Juane.

Además de los nombres intimidatorios, se sumaron frases como "están todos secuestrados", "prepárense para ser raptados", "disfruten sus últimas horas libres". Los grupos, que incluían a decenas de personas, también incluían imágenes de genocidas, como Jorge Rafael Videla y Adolf Hitler.

La denuncia fue presentada, con el patrocinio de la abogada de HIJOS Rosario, Nadia Schujman, en el Ministerio Público de la Acusación (MPA). "La denuncia la focalizamos en el Whatsapp porque hay números de teléfonos para comenzar una investigación", explicó el militante de HIJOS Rosario.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo