sec-corbata

Denuncia, video y después: fuerte cruce entre Bullrich y La Garganta Poderosa

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich entabló una disputa mediática con la revista La Garganta Poderosa, a la que acusó de “mentir” y presentar una “falsa denuncia” sobre un operativo ilegal de la Prefectura en la Villa 21-24 de la ciudad de Buenos Aires. La funcionaria dio una conferencia de prensa donde mostró como prueba el video de la cámara de seguridad de un colectivo donde puede verse a un agente de esa fuerza siendo agredido al bajarse de la unidad. Desde la publicación, conocida por su defensa de los Derechos Humanos, le respondieron con una carta abierta donde le exigen la renuncia.

El incidente denunciado por La Garganta Poderosa sucedió el pasado 27 de mayo. Según la acusación, en un operativo Prefectura detuvo ilegalmente a tres personas, entre ellas un fotógrafo de esa organización, y baleó la casa de Iván Navarro, uno de los dos jóvenes torturados por esa fuerza y cuyo caso está siendo juzgado en estos días.

En una conferencia de prensa brindada este viernes por la mañana, Bullrich presentó un video que, aseguró, funciona como prueba de que lo denunciado por La Garganta Poderosa es mentira. En las imágenes se ve a un prefecto, de apellido García, que al descender de un colectivo es atacado a golpes por un grupo de jóvenes. La ministra explicó que “tres minutos después llegan al lugar los efectivos de la Prefectura a proteger a García, que lo estaban golpeando. En ese momento entran al pasillo. No entran a ninguna casa”.

La respuesta desde La Garganta Poderosa no se hizo esperar. Acusó a Bullrich de montar una  “berreta operación de prensa sustentada en la complicidad de corporaciones amigas”. “¿Todo ese bombo para exponer el recorte arbitrario de una pelea entre dos pibes y un prefecto, al margen de la razzia? ¿Eso debiera matizar una cacería ilegal con decenas de agentes violando todos los protocolos de Seguridad?”, lanzaron.

“Nosotros, señora, denunciamos las lesiones a dos seres humanos que dormían en su domicilio, torturados y secuestrados por un grupo de tareas que se desprendió la identificación premeditadamente, como lo demuestra el video que se olvidó de comentar”, indicaron en la carta abierta. “¿No sería mejor desenmascarar a los torturadores? Nosotras, señora, denunciamos el abuso sexual de sus hombres a nuestra compañera Jessica, adentro de su casa. ¿No sería mejor desenmascarar a los abusadores?”, cuestionaron para cerrar con un pedido a la ministra: “Llame a otra conferencia nomás y presente la renuncia, ¡ahora mismo!”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo