Cuánto sale armar la mochila para el colegio de los chicos

Una recorrida por las librerías céntricas de la ciudad permite armar presupuestos para todos los bolsillos, aunque con un piso que ronda los $400 (sin la mochila, que puede salir dos o tres veces esa cifra, claro).  La inflación se compensa con algunos descuentos de temporada. ¡A aprovechar!

Empieza febrero y el inicio de clases se vuelve inminente. Las escuelas primarias de la provincia tienen pautada la vuelta a las aulas para el último día del mes y ya es tiempo de armar las mochilas. Pero, ¿qué pasa con los precios de los artículos escolares con la inflación? ¿Es imposible afrontar los costos del regreso al cole de los chicos? Una vuelta por las librerías del centro de la ciudad revela presupuestos aptos para todos los bolsillos. Pero ojo, con un piso de aproximadamente $400.


Una de las principales librerías de la ciudad, por calle Corrientes, anticipa en sus vidrieras varias promociones de temporada escolar. El encargado asegura que un kit sin mochila ronda los $500, aunque se puede bajar a $400 (o menos) si se eligen productos económicos. La mochila, definitivamente, es lo que cambia todo: en este local arrancan en $500 y pueden superar los $1000. Es decir que, según la que se elija, el presupuesto puede cambiar de $1000 hasta unos $2000. 

¿Qué tiene un pack escolar básico, ese de las famosas listas que las escuelas entregan a padres y madres? Bueno, en principio, una cartuchera completa: bolígrafo, lápiz, goma, lápices de colores, tijeras, compás, corrector y regla. A eso se le suma la carpeta y el block de repuestos o los cuadernos, según el año que se curse o los requerimientos de cada colegio. Y algunos adicionales como temperas, pincel y block de dibujo. 
 

En un local de calle San Luis, que también vende artículos de cotillón, el presupuesto de base también empieza en $500. Sin mochila, obvio. Acá, las mochilas van de $400 a $1400, según sean de espalda o de carrito, según el material, la estampa, el diseño y el volumen. Las variedades se multiplican tanto como los costos. Por otro lado, el encargado asegura que los precios de los kits también varían mucho según el colegio que los pida. Los privados, claro, tienden a requerir una inversión un poco más alta que los públicos. 

Las ventas fuertes en esta librería iniciaron la segunda quincena de enero, aunque durante todo febrero y hasta principios de marzo, la temporada alta de ventas escolares se mantiene vigente. “La gente aprovecha mucho las promos que hacen las tarjetas por la temporada”, afirman. Es que varios bancos ofrecen descuentos de hasta un 25% todo el mes y permiten que una compra de $700 baje a $400.

Claro que también, comprando productos de segunda mano, se hace la diferencia. Pero también hay mucha diferencia en la calidad, según los empleados. Un block de 480 hojas Rivadavia, la marca de repuestos por excelencia, cotiza unos $220, mientras que la más económica del mercado ofrece la misma cantidad por apenas $99.  En otros locales de San Luis, donde se esperaría conseguir precios más bajos, sólo se hace negocio si es comprando al por mayor: para armar la mochila de los chicos, no sirven de gran cosa. 
 

En otra de las cadenas importantes del rubro, por calle Sarmiento, ofrecen armar el kit en ese momento. La premisa es elegir el producto más barato de cada item requerido y obtener así el piso del presupuesto. Incluyendo la mochila más barata del local, que sale unos $210, el cálculo asciende a… $430. Aunque improvisado y admitiendo un ajuste de hasta $50, el máximo aún estaría por debajo de los $500. Entonces, se puede conseguir algo más barato. ¡Y con mochila! Además, también hay promociones con tarjetas que permiten bajar todavía más el estimado. 

La recorrida por el centro permite otras combinaciones posibles: comprar la mochila en un local especializado (aunque las mismas vidrieras adelantan un piso de $800) y los artículos de librería por otro lado, o incluso animarse a un mayorista, donde generalmente se vende de a 10 artículos como mínimo. Incluso, se puede hacer la diferencia comprando al por mayor y teniendo provisiones escolares aseguradas incluso para el ciclo lectivo 2017. Aunque se puede acceder a diversos presupuestos aptos para distintos tipos de bolsillos y de familias, hay que saber que, como era de esperarse, llenar la mochila de los chicos implicará invertir un poco más que en otros años. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo