sec-corbata

¿Cuál es y cuánto cobrará la empresa que halló el submarino?

La empresa estadounidense Ocean Infinity localizó en el océano Atlántico el submarino argentino ARA San Juan, que llevaba desaparecido desde el 15 de noviembre de 2017 con 44 tripulantes a bordo.

El hallazgo se produjo a 800 metros de profundidad tras dos meses de búsqueda con el barco noruego "Seabed Constructor", provisto de cinco Vehículos Submarinos Autónomos capaces de operar hasta 6.000 metros de profundidad, un laboratorio informático de última generación, dos clases de robot, grúas, helipuerto y lanchas rápidas.

La empresa iba a abandonar esta semana la búsqueda, en principio por unos meses, hasta que en las últimas horas decidió volver a revisar diversos puntos documentados y se dirigió al lugar donde se ha hallado el contacto definitivo.

El último paradero conocido de la nave, en cuya primera fase de búsqueda habían participado 13 países, sin éxito, fue a unos 432 kilómetros de la costa patagónica, cuando estaba de camino desde Ushuaia, donde había realizado ejercicios militares, a la bonaerense ciudad de Mar del Plata, donde estaba su base.

La empresa

La compañía estadounidense Ocean Infinity cobrará 7,5 millones de dólares por el hallazgo el contrato con el gobierno, quien estableció que solo obtendría el pago si encontraba el submarino con un plazo mínimo de dos meses.

El submarino está a 800 metros de profundidad en el Atlántico Sur, a unas 250 millas náuticas (460 kilómetros) del golfo chubutense de San Jorge, donde se había montado el centro de operaciones durante la búsqueda. Ya habían revisado este punto pero no lo habían encontrado. Fueron los familiares quienes insistieron en el retorno al lugar, un área acotada donde se suponía que podía estar el submarino.

Los AUV se encargan de recopilar información a partir de imágenes y sonido

La empresa había comenzado la búsqueda el 8 de septiembre a unas 300 millas náuticas de Comodoro Rivadavia a bordo del barco noruego Seabed Constructor, con 40 integrantes de la firma, entre marinos y técnicos, más cuatro veedores de los familiares y tres del gobierno para garantizar el procedimiento.

Con la última tecnología, mapearon unos 7 mil kilómetros cuadrados. Navegaron unas cuarenta horas y hacían siempre el mismo procedimiento: los Vehículos Submarinos eran recuperados del mar cuando se acababa la batería y luego se le sustraía la información obtenida por el sonar de barrido lateral, la sonda multihaz y el magnetómetro.,Todo esto requería de unas cuatro horas.

Pero el procesamiento posterior llevaba entre 10 y 12 horas más. Y luego, en base a estos datos se definían los "puntos de interés" que eran investigados por los ROV, con cámaras de vídeo de alta definición que transmitían imágenes en vivo.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo