sec-corbata

Critican la "falta de responsabilidad" en políticas contra las drogas

Una especialista en drogadependencia de la UNR indicó que el fallecimiento de la joven de 20 años en una fiesta electrónica en Arroyo Seco fue consecuencia de una cadena de irresponsabilidades por parte del control gubernamental y de los empresarios de la noche

Para la investigadora Silvia Inchaurraga, quien dirige el Centro de Estudios Avanzados en Drogadependencia y Sida (Ceads), la muerte de la joven de 20 años por ingesta de drogas de diseño en una fiesta electrónica en Arroyo Seco fue por “una cadena de irresponsabilidades", y le apuntó a "políticos que no quieren hablar del tema que ya está instalado en los eventos, los organizadores que no quieren que haya control en las fiestas porque sería reconocer que el problema existe, y otro problema es el laboratorio clandestino de pastillas”.

“Empezamos el año de luto por algo predecible en este escenario de falta de responsabilidad y doble moral para abordar esta problemática que ya está instalada en las fiestas locales”, señaló en diálogo con Sí 98.9.

Asimismo, la especialista recordó la historia más reciente de casos similares: “No hace cuatro meses de la muerte de otro joven a la salida de un boliche en Rosario, y eso se suma a las cinco muertes en la Time Warp de Buenos Aires, que hizo ruido en las mega fiestas electrónicas de Rosario, que se hicieron poco después igual y ocasionaron cuatro internaciones y veinte detenidos por tenencia para consumo”.

Según Inchaurraga, “aunque se cambien los lugares para las fiestas, se trasladen a las ciudades limítrofes, se camuflen al formato de club con menos ingresantes, si no se instala una política clara para abordarlo, van a seguir pasando”.

Después de la tragedia de Time Warp, el Concejo aprobó un convenio con dicho espacio de la UNR para que éste sea parte del abordaje. "Después de eso no se aplicó hasta ahora, a pesar de que sigue habiendo muertes de jóvenes y deshidratados", lamentó.

La solución según la investigadora sería “dejar de demonizar el abordaje para que los jóvenes puedan reconocer que han consumido, y avanzar con un abordaje mas amigable: una mirada protectora del Estado, con mensajes amigables para que se contacten con un dispositivo sanitario asistencial, porque hacer campañas y poner algunas ambulancias, son pequeñas acciones ante la realidad de consumo, sin explicar los riesgos físicos de cada droga”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo