sec-corbata

Crimen de Guenchul: un viaje desde VGG y 49 minutos al acecho

El resonante crimen del personal trainer Marcos Guenchul en julio pasado esconde una trama que aún no puede ser revelada del todo por la Fiscalía pero sí la mecánica con la que se ejecutó. 

Los imputados son Maximiliano Panero, como autor material, y Caio Soso, como partícipe necesario. La motivación aún no se determinó pero una de las hipótesis va en la línea de problemas interpersonales entre Guenchul y su ex novia, Priscila Denoya, actual pareja de Soso, por el régimen de visitas de él con la hija que ambos tenían en común.

Según relató el fiscal de Homicidios, Adrián Spelta, el paso a paso fue el siguiente: Caio Soso pasó a buscar a Panero por su casa de 12 de octubre al 1200 en Villa Gobernador Gálvez con destino al gimnasio donde trabajaba la víctima, en Sucre al 1200. En total recorrieron 18 kilómetros.

Transitaron por Circunvalación, bajaron en Mendoza y esperaron 49 minutos a Guenchul en esa misma cuadra, en la intersección con calle Sucre. Cuando la víctima apareció, Panero sería quien bajó del vehículo y lo redujo, así lo llevó unos 30 metros por Sucre, forcejeo mediante hasta que se producen los disparos. El matador y Soso terminaron escapando del lugar.


COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo