sec-corbata

Costa central: un irrisorio canon para una de las zonas más redituables

Son cuatro bares, tres restaurantes, una heladería, un gimnasio, un salón de fiesta y un estacionamiento ubicados en una de las zonas públicas más redituables de la ciudad en términos comerciales. El canon total mensual que recibe el municipio por toda esta explotación privada es de 260 mil pesos, lo que factura de promedio uno solo de estos negocios en un fin de semana.

En la costa florecen negocios dulces y baratos, según observan en la oposición.

La renovación de la concesión del complejo Puerto España, que incluye un restaurante (Don Ferro), un bar (Flora), un gimnasio (Planet), un salón de fiesta (Puerto España Eventos) y un estacionamiento, desempolvó los bajos montos que pagan los empresarios que explotan los emprendimientos privados que están emplazados en terrenos públicos de la costa central, una de las zonas más redituables de la ciudad en términos comerciales.

El contrato vence en junio tras 15 años de vigencia --la concesión por "obra pública y explotación" comenzó en 2003-- y tiene la posibilidad de una prórroga por otros cinco años. La semana pasada, el concejal Osvaldo Miatello (Bloque Compromiso con Rosario) advirtió que el valor del actual canon está totalmente "desactualizado". Los cuatro negocios que funcionan dentro de esta concesión pagan un total de 38.334 pesos mensuales, una cifra similar a la que, por ejemplo, abona el dueño del bar ubicado dentro del Heca (32.625 pesos).

El complejo Puerto España no es la excepción a la regla. Los datos que muestra el municipio en su página web dan cuenta que todas las concesiones de la costa central tienen canones irrisorios para los valores actuales de cualquier explotación comercial en ese punto geográfico de Rosario.

El municipio define a estas concesiones como "herramientas de concertación público-privada que permiten la explotación de un espacio por un tiempo determinado y/o la ejecución de obras en el espacio público con financiamiento del sector privado". Los empresarios detrás del complejo Puerto España realizaron obras para la zona (2004) por 1.600.000 pesos.

El panorama es bastante parecido al agrandar la mira. Todas las concesiones de esa zona (11 negocios) aportan una recaudación a las arcas del Estado local de solo 261.913 pesos, casi el mismo valor que se le cobra al Mc Donalds que está ubicado en el Patio de la Madera. El monto también es equiparable a lo que factura alguno de estos locales sólo durante un fin de semana.

El relavamiento incluye las concesiones Complejo Puerto España (ya detallada), Bar Silo Davis, Complejo Cultural del Tango (Bar Gran Mercado y Restaurante Galgo), Bar Parque de las Colectividades (Restaurante Río Mío) y Bar/heladería Oroño y Av. de la Costa (Bar Patagonia Station y Heladeria Trentino).

El detalle es el siguiente:

-Bar Silos Davis (600 m2): la concesión se inició en 2004, finalizó en 2014 y se prorrogó hasta 2019. El canon es de 21.067 pesos. La inversión (2004) fue de 800.000 pesos.

-Complejo Cultural del Tango (1.095 m2): el acuerdo se firmó en 2007, finalizó en 2017 y se prorrogó hasta 2020. El canon es de 75.339 pesos. La inversión (2009) fue de 1.400.000 pesos.

-Bar Parque de las Colectividades (Río Mío + remodelación parque: 30.000 m2): contrato fechado en 2010 con vencimiento en 2026. El canon es de 67.011 pesos. La inversión (2010) fue de 2.874.840.

-Bar/heladería Br. Oroño y Av. de la Costa (535 m2). la concesión se inició en 2009 y vence en 2019. El canon es de 60.162 pesos. La inversión (2010) fue de 1.200.000 pesos.

Los cifras del mercado y la postura de algunos concejales

Rosarioplus.com contactó a dos empresarios gastronómicos para conocer los costos actuales en el rubro. Un restaurante ubicado en una esquina de Pichincha paga hoy 120 mil pesos de alquiler y un bar tradicional de calle Pellegrini invierte más de 200 mil pesos mensuales.

Los comerciantes, que pidieron reserva de identidad para hablar del tema, calificaron a los cánones como una "burla" en este contexto asfixiante de aumentos de costos. "Son negocios redondos. Las inversiones se amortizan rápido porque la zona es privilegiada y quedan concesiones muy baratas", planteó uno de ellos. "La mayoría la estamos pasando mal por números que no cierran por ningún lado. Cánones irrisorios con ventas garantizadas por la zona no cierra por ningún lado. El municipio podría recaudar mucho más", subrayó el otro.  

El concejal Miatello quiere que el Ejecutivo responda sobre esas concesiones.  

Osvaldo Miatello, el edil que puso la discusión sobre el tapete, pidió "participación" del Concejo a la hora de definir los montos de estas concesiones. "La competencia hoy es exclusiva del poder Ejecutivo. Creemos que sería todo más claro si el Concejo pudiese levantar la mano, más cuando se trata de concesiones que, en su mayoría, superan los años de una gestión", señaló. Y agrego: "Hay varios que pensamos así, pero necesitaríamos juntar al menos 15 voces para que este planteo tenga consistencia".

Miatello explicó que los cánones se calculan a partir de un "mix" entre las obras ejecutadas por los privados y un porcentaje de las recaudaciones. En el caso puntual de la concesión del Complejo Puerto España el porcentaje firmado fue solo del 0,7%. "De mínima es un grosero error de cálculo. Es un ejemplo claro de que los concejales necesitamos tener injerencia en lo que se firma", concluyó. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo