sec-corbata

Controversia en un colegio por sanciones a alumnos por su estética

Un alumno secundario de Rosario denunció que las autoridades de su colegio le impidieron participar del acto de colación de quinto año del secundario por "tener un corte de pelo inapropiado". El caso tomó estado público pero no se trata de un hecho aislado: en esa institución, según explica la familia del estudiante afectado y ex alumnos, se repiten habitualmente los episodios de "sanciones" por cuestiones "algo arbitrarias" del director contra los alumnos.

Se trata del Instituto Superior General José San Martín ubicado en Salta  y Corrientes donde se dicta, además de estudios secundarios, profesorado de educación física, tecnicaturas de periodismo y locución, nutrición, y guardavidas y socorrismo.

El episodio mencionado ocurrió a principio de diciembre cuando a Mateo, de 18 años, le impidieron que suba al escenario del Teatro La Comedia a recibir su diploma de egresado de quinto año por tener un peinado que "no era acorde" al reglamento de la institución. Cabello parado en la parte superior de la cabeza y bien cortito en los costados: ese fue el problema para las autoridades. Un peinado, sin embargo, usual en los jóvenes.

Luego del episodio la familia se comunicó para pedir una reunión ya que la institución no se había comunicado con ellos. Luego los padres pudieron juntarse a charlar con el director, Teodoro Amici. Según los padres, el director los trató "con una actitud altanera, soberbia, y dijo que no estaba arrepentido de nada”. Además, dijo que “el reglamento era claro y prohíbe los cortes extravagantes”. Es aquí donde se ampara la institución: hay un reglamento previo al ingreso que es firmado y aceptado por los alumnos.

“Firmamos el reglamento hace 7 años, al ingresar al secundario, pero nadie te informa cuál es el parámetro de lo que significa extravagante”, dijo la madre en radios locales. Al día siguiente volvieron a reunirse, esta vez con el joven. “Allí, intentaba que mi hijo asumiera la culpa por lo que había sucedido”, dijo indignada la madre de Mateo. Como corolario, le negaron el diploma simbólico y la medalla, sólo le dieron el certificado de alumno regular obligatorio.

Más episodio

El director del instituto se caracteriza por imponer una disciplina estricta, sobre todo con lo relacionado a la estética, tal como quedó evidenciado con el caso de Mateo. Pero no es el único caso. Según narra un ex alumno del profesorado de Educación Física, el propio director de la institución era quien verificaba todos los días el tipo de barba que llevaban los alumnos.

“Si te veía con barba crecida, de un par de días, te mandaba a tu casa y te suspendía por dos días. Nos teníamos que andar escapando para que no nos vea porque se paraba en la entrada a verificar”, explicó a Rosarioplus.ccm Santiago P., quien cursó algunos años en el profesorado.

“Yo tenía el cabello largo y me tuve que cortar porque me lo advirtieron al ingreso. Disciplinaba de una forma antigua. Si estabas mal sentado, si tenías el pelo largo, la barba de pocos días. Y si te encontraba mascando chicle también te sancionaba”, finalizó. 

Incluso docentes de la institución afirmaron que ese tipo prácticas celadoras son recurrentes durante las clases en las aulas. Los padres de Mateo no se quedaron de brazos cruzados y acudieron al Ministerio de Educación, a la Defensoría del Pueblo y hasta al Inadi porque entienden que se trató de un caso de discriminación.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo