sec-corbata

Comenzaron los testimonios por el triple crimen de Francia y Acevedo

Un perito aseguró este martes que el vehículo en el que viajaban tres personas cuyos crímenes se le atribuyen a "Los Monos" recibió una veintena de disparos en presunta venganza por el asesinato del líder del grupo, Claudio "Pájaro" Cantero. El testimonio se enmarca en el tramo final del juicio contra la banda de zona sur.

La declaración se produjo en la etapa en que se ventila la saga de homicidios cometidos en 2013 tras el crimen del "Pájaro" Cantero.

Por el triple asesinato, ocurrido el 28 de mayo de 2013, están acusados Ramón Ezequiel Machuca (35), alias "Monchi Cantero", como "instigador" y Mariano Germán Salomón (40), alias "Gordo", por "encubrimiento agravado".

Según el relato de los testigos que desfilaron en una nueva audiencia del proceso que comenzó en noviembre pasado, el hecho se produjo alrededor de las 17.15.

Ese día, en el semáforo ubicado entre las calles Acevedo y Francia, se detuvo una camioneta Nissan 4x4 negra que fue atacada a balazos por dos desconocidos que se movilizaban en una moto, tras lo cual escaparon.

La camioneta era conducida por Marcelo Alomar (34) y llevaba como acompañante a Norma César (49), mientras que en los asientos traseros viajaba Nahuel César (23) -hijo de Norma- y otras tres personas: un mayor y dos menores de edad que resultaron ilesos.

Un perito balístico relató este martes que la camioneta presentaba, según la inspección ocular que practicó, "diecinueve impactos de proyectiles de arma de fuego" distribuidos en el lateral izquierdo, luneta, parabrisa, paragolpe y la parte frontal.

En tanto, los peritos del Instituto Médico Legal afirmaron que Alomar y Nahuel murieron en el acto, mientras que la madre del segundo resultó gravemente herida murió en noviembre de ese año.

Un perito balístico que declaró la semana pasada por el crimen del bolichero Diego "Tarta" Demarre, otro de los crímenes que se le atribuye a "Los Monos", y que fue el encargado de hacer el "cotejo" de los proyectiles secuestrados en la escena de ese asesinato, afirmó que "coincidía" con la bala extraída del cadáver de Marcelo Alomar.

Ese testimonio resulta clave porque determinó que una de las dos armas usadas por los atacantes en el triple crimen sería la misma que se usó un día antes en el asesinato de Demarre.

Según la teoría de los fiscales Gonzalo González Bussy y Luis Schiapa Pietra, "Monchi Cantero" ordenó a "sicarios" las ejecuciones porque pensaba que el hermano de Nahuel, llamado "Milton" era uno de los que había participado del asesinato de su hermano de crianza, el "Pájaro" Cantero.

Pero luego se enteró de que en realidad el que habría participado era otro hombre de nombre "Milton" pero de apellido Damario (29), que en el proceso por el triple crimen fue sobreseído.

El miércoles, el tribunal, integrado por los jueces Ismael Manfrín, María Más Varela y Marisol Usandizaga, continuará escuchando los últimos testimonios presentados por la fiscalía y luego seguirán los alegatos de clausura de las partes y el veredicto del tribunal en fecha aún no determinada.

(Télam)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo