sec-corbata

Cierre de Oil: alertan sobre el peligro de la falta de mantenimiento y seguridad

La planta dejó de operar. El problema es el caudal de combustible que quedó en su interior.

El intendente de San Lorenzo, Leonardo Raimundo, alertó sobre el grave riesgo ambiental que acecha en la refinería de combustibles Oil, en la zona norte de la ciudad histórica, luego de que peritos en seguridad industrial le brindaran un informe preocupado sobre la presencia de combustible remanente en esas instalaciones y las consecuencias posibles ante la falta de mantenimiento y de custodia que puede acarrear la paralización de actividades.

La empresa que perteneciera a Cristóbal López cesó en sus procesos agobiada por una deuda millonaria, que salió de control tras las dificultades judiciales de su ex dueño. Allí quedaron 400 trabajadores en el aire. Oil refinaba desde San Lorenzo el 8 por ciento del combustible consumido en el país.

El problema es que ahora hay 24.500 litros de combustible en tanques y ductos, además del que periódicamente es retirado de las napas mediante el accionar de 82 bombas para evitar que se derrame y contamine tanto a su barrio lindante como al río Paraná. Además, se trata de un complejo de 90 hectáreas en el que ya se han registrado dos intentos de robo durante esta semana, y se teme que en una incursión de intrusos pueda desatarse una catástrofe.

Leonardo Raimundo, intendente sanlorencino, preocupado por la situación.

“Aquí no se ha parado una panadería, sino una destilería, y no hemos recibido ninguna comunicación de una entidad superior que nos garantice la seguridad de los vecinos de San Lorenzo. O continúa funcionando o debe haber un plan para su neutralización”, expresó Raimundo tras la reunión con los técnicos este viernes.

De esta manera el jefe municipal consignó que notificará sobre el abandono de la industria al Juzgado del concurso en que se encuentra Oil, al Ministerio de Energía de la Nación y a los ministerios de Medio Ambiente nacional y provincial, “para que garanticen la continuidad laboral de los empleados encargados del mantenimiento”.

Sucede que si los trabajadores dejaran de cobrar y abandonaran sus funciones el próximo mes, quedaría descubierto el perímetro, que como todo el predio requiere labores de desmalezamiento y limpieza, sectores de cañerías, de instalaciones complejas que precisan personal técnico de auditoría, mantenimiento, seguridad, la dotación de bomberos interna y todo el personal ante una emergencia.

“Independientemente del tema judicial, político, mediático y del destino de los trabajadores, que queremos que preserven su trabajo, estamos hablando de la seguridad de la ciudad de San Lorenzo. Si los sueldos no los paga la empresa, deberá hacerlo el Estado”, concluyó el intendente.

La planta de Oil San Lorenzo (ex Refinería) paralizó su producción hace tres semanas a partir de que Justicia ejecutó un embargo a pedido de la Afip por una millonaria deuda fiscal. Con los fondos inmovilizados, la empresa –que fuera propiedad de Cristobal López y ahora está en manos de la firma OP Investments-, no puede adquirir materia prima, y desde entonces permanece sin actividad.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo