sec-corbata

Carreros sin caballos: "Recolectamos menos y cada vez somos más"

Tras la vigencia de la prohibición de tracción a sangre, los cartoneros de Rosario usan bicicletas o carros de mano para recoger en el centro, y con eso se les achicó la rentabilidad de esa actividad, según refieren. Además, perciben que su número sigue en aumento por el arribo de trabajadores desplazados de la economía formal

Los tarifazos y las medidas de ajuste que está llevando a cabo el gobierno nacional siempre golpean primeros a los más vulnerables, como jubilados o trabajadores informales, y los carreros se su man a este grupo al sentir la crisis en la calle.

"La situación está jodida porque la vida está más cara, se recolecta menos y hay más competencia", aseguró Victoria Clerici, integrante de la Federación Argentina de Cartoneros, en diálogo con Rosarioplus.com.

Según indicó la referente del CTEP,  el número de personas que viven del cirujeo ha crecido bastante en los últimos años, llegando al menos a 500 familias, debido a la mala situación económica de los sectores populares.

Para generar algunos ingresos extras, las organizaciones de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular establecieron una serie de convenios con algunas instituciones, como la Facultad de Psicología y la Biblioteca Constancio C. Vigil, para que se realice una recolección de materiales que las entidades tienen para los carreros.

En cuanto a la quita de carros y caballos por parte del personal municipal, en el marco de la ordenanza que prohíbe la tracción a sangre en la ciudad, Clerici dijo: "Los compañeros están saliendo menos con los caballos porque tienen miedo, sólo se manejan con los carros por la zona donde viven. Y los que entran al centro lo hacen en bicicleta o con un carrito de mano".

"Los compañeros tienen que seguir comiendo, por eso están saliendo en bicicleta y eso le baja el nivel de recolección", señaló la integrante de la Federación Argentina de Cartoneros y explicó que actualmente algunos sólo realizan una recorrida "por carnicerías, pollerías o verdulerías para tener algo de comer", dejando de lado los materiales reciclables.

"Los chicos salen muchas veces con los padres porque es la mejor forma de cuidarlos", acotó.

Prueba piloto en la separación en origen

El proceso de licitación pública para la contratación del servicio de tratamiento de basura domiciliaria y compatible que aprobó el Concejo Municipal en diciembre pasado, incorporó una experiencia piloto de separación en origen y reciclado de residuos, que incorpora a los cartoneros como parte del proceso. 

"Es un artículo que amplía la licitación, en el cual se realiza una prueba piloto donde los compañeros se hacen cargo de la recolección en una zona determinada", detalló Clerici y adelantó que para implementar la iniciativa debe formarse una mesa de trabajo donde se discutirán diferentes puntos comenzar a desarrollar el trabajo. "La idea es que se comience a aplicar en marzo", indicó.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo