sec-corbata

Calor y más calor en la región por varios días

Las altas temperaturas que comenzaron a registrarse este lunes en gran parte del territorio nacional continuarán por lo menos hasta el viernes, con marcas térmicas que superarán los 40 grados y que en el norte de la Patagonia alcanzaron los 36, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

“Desde ayer, un frente de aire del norte afectó a casi todo el país a excepción de la costa bonaerense, la ciudad de Buenos Aires y el extremo sur del país”, explicó a Télam Cindy Fernández meteoróloga del organismo, quién remarcó que “en el norte de la Patagonia las marcas térmicas alcanzaron los 36 grados”.

Asimismo, el norte argentino también vivió temperaturas agobiantes “por encima de los 35 grados”, destacó y agregó que “esas mismas condiciones que generaron el incremento de las temperaturas desde hoy afectan también a la región central del país”.
“El frente de aire del norte junto a un cielo despejado provocan una insolación elevada que calienta el suelo y la superficie, por lo que las marcas térmicas continuarán elevadas, desde el norte de la Patagonia hasta el norte del país”, aseguró la especialista.

Fernández aclaró que “un frente de aire frío irrumpirá el miércoles por la noche en la región central del país, con ráfagas intensas y posibles precipitaciones aisladas que provocarán un leve descenso de temperatura, aunque temporal; sólo durará unas horas y con la salida del sol el jueves las marcas térmicas volverán a incrementarse”.

De este modo, en esa jornada se esperan “32 grados para el norte de Buenos Aires y desde ese área hacia el norte pueden superar los 40” mientras que en el “centro del país las marcas térmica oscilarán entre los 28 y 30 grados”.

Fernández aseguró que “la temperatura continuará en ascenso” y que “para el viernes “esa masa de aire cálido del norte va a desplazarse hacia el sur incrementando las temperaturas por encima de los 35 grados o por arriba de los 40 en provincias como Córdoba, Entre Ríos, San Luis y norte de Buenos Aires”.

Según los últimos datos del organismo, esta previsto que el sábado a la noche “un frente de aire frío ingrese en la región central del país provocando un leve y paulatino descenso de las temperaturas”.

“Este cambio de masa de aire se está acercando aunque todavía es muy temprano para determinar cuando irrumpirá en el continente, pero seguramente a la noche del sábado, madrugada del domingo podamos sentir los primeros cambios”, explicó la especialista.

Asimismo aseguró que “no se puede hablar de un comienzo de ola de calor” ya que para ello es necesario que “no sólo las temperaturas máximas sean elevadas durante más de tres días sino también las mínimas”. Sin embargo, el SMN “envía un informe especial con estos datos a todos los organismos que toman decisiones” para que tengan en cuenta que las marcas térmicas serán elevadas por varios días”, a fin de proteger a la población.

Las elevadas temperaturas aumentan el riesgo de incendios forestales por lo que también “se envía el informe a los organismos en la materia” para notificarlos de “los eventos meteorológicos más relevantes”.

La última ola de calor se vivió en la Ciudad de Buenos Aires y sus alrededores entre finales de febrero e inicios de marzo de este año, con ocho días de temperaturas elevadas y sensaciones térmicas que superaron los 35 grados. Fue la ola de calor más extensa iniciada en un mes de febrero y la segunda más larga de la historia de la capital argentina después de la que tuvo lugar en enero de 2013, informó el SMN.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo