sec-corbata

Café de la Flor: el juicio por la muerte del músico terminó con "sabor a poco"

Por acuerdo de partes, condenaron al electricista a 3 años de prisión condicional. El dueño del boliche solo quedó obligado a indemnizar a la familia del bajista que murió electrocutado

El dueño del Café de la Flor, Ariel Scharf, logró la suspensión del juicio en su contra por la muerte de un músico electrocutado durante un recital hace cuatro años, a cambio de una indemnización para la familia de la víctima. En cambio, el electricista involucrado en el caso resultó condenado a tres años de prisión condicional y 10 años de inhabilitación para ejercer su oficio. Ese fue el resultado de los acuerdos entre los acusados, la fiscalía y la querella, que el juez de primera instancia Hernán Postma homologó este miércoles. 

Se trata del desenlace judicial de la muerte de Adrián Rodríguez, bajista de la banda de rock Raras Bestias, la noche del 12 de octubre de 2015 en el local nocturno que funcionaba hasta entonces en Mendoza al 800.

Con esto cerró la etapa penal del juicio y ahora continúa la instancia civil del litigio. Los familiares acusan, además del electricista y del dueño del bar, al inspector municipal Pablo Ackerman –que ya resultó absuelto en un juicio en paralelo- y a la compañía de seguro del boliche.

En el caso de Scharf, la fiscal Valeria Piazza de la Unidad de Homicidios Culposos concedió la suspensión de juicio, a cambio de que el empresario cumpla ciertas reglas de conducta y una reparación económica a la familia de la víctima (cuyo monto permanece en secreto de sumario).

De esta forma el único condenado fue el electricista Fernando Campodónico, por el delito de homicidio culposo en calidad de coautor, por “causar negligencia, impericia e inobservancia de los reglamentos y de los deberes como electricista, al desconectar el interruptor diferencial del tablero eléctrico del bar, ocasionando el fallecimiento por electrocución de Adrián Rodríguez”.

Campodónico cumplirá la pena de tres años de prisión de ejecución condicional y 10 años de inhabilitación para ejercer el cargo de electricista, en un procedimiento abreviado aceptado por las partes. Además deberá aportar un importe mensualmente a un colegio durante tres años.

En cambio Scharf, quien no tuvo calificación, realizará tareas comunitarias en la Parroquia Resurrección del Señor un día a la semana durante dos horas, tendrá dos años de inhabilitación como comerciante de bar, reglas de conducta, y no podrá usar estupefacientes o de abusar bebidas alcohólicas durante dos años, para evitar la prisión efectiva. “Fue a partir de que su propuesta de probation fue muy superadora a la anterior, tanto en el tiempo de inhabilitación como en la indemnización, que buscaba ser mensual y de muy menor monto”, explicó el abogado de la familia del joven músico fallecido, Marcelo Cozodoy en diálogo con Rosarioplus.com.

La fiscal le atribuyó haber causado, “por negligencia e inobservancia de los reglamentos y deberes de su cargo, el fallecimiento por electrocución de Adrián Rodríguez, producto de desperfectos en el sistema eléctrico al no estar debidamente conectado el interruptor de dicho comercio”.

El juicio y el duelo

El abogado del padre precisó a este medio que “ellos evaluaron que en 2020 corría riesgo de prescribir la causa, y consideraron que buscaban la verdad y la justicia, que la obtuvieron, claro que con gusto a poco, pero están conformes con las resoluciones, antes que el juicio quede en la nada con el riesgo de proscribir”.

Para la familia se trata en lo simbólico del cierre de un largo proceso de cuatro años que llevará paz en el duelo, por lo que Cozodoy aclaró que “no se trata solamente de una conformidad con la indemnización económica, además de una clara condena social que hubo sobre el hecho”, que continúa con el reclamo de controles en la nocturnidad rosarina.

“Los deja mejor parados que hace cuatro años, que es mucho tiempo para la familia de espera de justicia, la cual ven que en algo de esta manera se cumplirá, y la verdad que buscaban, con todas las pruebas y con el juicio civil también sienten que se conoció”.

Finalmente destacó sobre la condena de tres años de prisión condicional al gasista, que “con la familia consideramos una buena condena, si se observa que en el juicio por la explosión de Salta 2141 el gasista obtuvo la misma pena, y se trató de un siniestro con muchos mas muertos que éste”.

Scharf había recurrido una probation en tres oportunidades a la Corte Suprema de Justicia de la provincia, que fueron rechazados, y el reclamo se encontraba ya en la Corte Suprema Nacional. Sobre esto, Cozodoy aclaró a este medio que “se deja sin efecto su pedido por haber aceptado el acuerdo de este miércoles en la justicia provincial”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo