sec-corbata

Bullrich, el policía mentiroso, y el freno para que Macri no lo visite

La versión que tomó como cierta la ministra y que finalmente era inventada por el jefe de la PFA, estuvo a punto de generar un papelón para el presidente Macri que tenía intenciones de sacarse una foto con el policía  

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo que se sintió engañada por el jefe de la PFA de Santa Fe, Mariano Valdés, y sin vueltas le hizo la cruz. Al enterarse de que el policía había inventado una versión para justificar sus heridas de bala en un episodio aún confuso sobre la autopista Rosario-Buenos Aires, lo removió de la fuerza al igual que la suboficial que lo acompañaba.

“Los echamos a ambos policías por mentir y faltar a la verdad”, afirmó este jueves en Radio 2. Sin embargo, más allá de las consecuencias de la causa en sí, el falso testimonio Bullrich entiende que expuso al gobierno y al propio presidente. 

Bullrich confió y sostuvo en los medios la primera versión de Valdés sobre una emboscada, que interpretó como represalia policial interna o de narcos por el trabajo intenso y ejemplar del jefe tras hacerse cargo de la cúpula previamente descabezada. Habló de mafia, encapuchados, una camioneta negra que los encerró en la banquina de la autopista y muchos disparos.

Se mostró determinante en las declaraciones pero con el correr de las horas las contradicciones y las dudas de Valdés, y de su acompañante, Roxana González, la alertaron, según contó. Al punto que frenó la visita del presidente Mauricio Macri al propio Valdés en el hospital como forma de reconocer el trabajo y valentía. Al borde del papelón.

“Le dijimos al presidente que no lo visite porque teníamos dudas respecto a las contradicciones del comisario como de la suboficial que iban en el auto. La intención de Macri era ir a verlo al policía, pero ante esta situación decidimos que no pase porque había elementos que no terminaban de cerrar: no aparecía el auto, las personas encapuchadas, había un clima de mentira”, reveló Bullrich.

El presidente pasó por la región para inaugurar unas obras y terminó abogando a la versión de Bullrich sobre un ataque mafioso.

“Se decidió remover al hombre y a la mujer de la fuerza, más allá de cómo siga la causa, al menos hay falso testimonio. Además, hay sanciones administrativas por no decir la verdad. Esta fue la sanción y echamos a ambos policías por mentir y faltar la verdad, que en la lógica de confianza que debemos genera con la ciudadanía es importantísimo”, finalizó Bullrich.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo