sec-corbata

Basta de palomas, el debate que sigue en el Concejo

El programa de control de natalidad de palomas en Rosario mediante métodos contraceptivos para reducir su proliferación, “es el único modo aceptado por proteccionistas y el único efectivo”, sostuvo el concejal Jorge Boasso, autor del proyecto que avanza en las comisiones.

En 2011, cuando se presentó el proyecto, especialistas estimaron la población de aves en Rosario en 100 mil. Si bien aún no es plaga en la ciudad, sí en el campo. Por eso con esto se busca el programa de control de natalidad con un control no agresivo es que no se convierta en plaga y cause perjuicios graves.

Boasso protestó y Fein admitió que viajó con sus hijos.
Boasso presentó en 2011 el proyecto

“Es el único modo aceptado por proteccionistas y diría el único efectivo, comprobado en ciudades como París, Luxemburgo, Ginebra. Ésta fue la ciudad que impregnó en granos de maíz una sustancia que inhibe la fecundación y redujo de 40 mil la población de palomas, a 15 mil, y luego la mantuvo en 5 mil”, sostuvo en Sí 98.9.

Por eso uno de los pasos a seguir, según cuenta Boasso, es que la Municipalidad deberá establecer con especialistas cuál es la población que quiere para Rosario y que no termine haciendo los daños.

Para darle de comer a las palomas, los anticonceptivos se colocarían en nidos y nichos donde hay gran concentración de aves, como El Palomar, edificios antiguos, monumentos, parques. Vale recordar que este modelo de alimentación no es apto para perros y gatos, ni afecta a los seres humanos, tampoco a aves más pequeñas.

“El Concejo no lo aprobó por chabacanería creyendo que es un proyecto que puede esperar”, opinó Boasso respecto a que el proyecto está ingresado pero no aprobado desde 2011.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo