sec-corbata

Balearon la casa del dirigente a cargo del Sindicato de Peones de Taxis

La disputa por la conducción del Sindicato de Peones de Taxis traspasó los límites de lo racional. Este jueves balearon la casa del secretario adjunto, Horacio Yannotti, ubicada en Grandoli al 3900, quien avanzó con el proceso de destitución del titular del sindicato, Horacio Boix.

En el momento del ataque sólo se encontraba la esposa del dirigente gremial de los taxistas. No se registraron heridos pero uno de los tres disparos ingresó a la vivienda e impactó en la heladera. Según los primeros testimonios, al menos dos hombres a pie, que todavía no fueron identificados, fueron los autores de los disparos que impactaron en la propiedad de zona sur. 

Yannotti reemplazó a Horacio Boix al frente del Sindicato de Peones de Taxis tras una denuncia por malversación de fondos con posterior suspensión en el cargo. El dirigente quedó en evidencia a partir del siniestro vial en el que conducía un auto de alta gama propiedad del gremio   

Ya hubo antecedentes de posibles represalias. El 4 de septiembre, el dirigente gremial denunció en la comisaría 2ª que ya avanzada la noche aparecieron desde la vereda de enfrente del sindicato (Salta al 2800) dos hombres que atrajeron su atención con ademanes e insultos.

Enseguida uno de los provocadores mostró un arma de fuego al grito de "va a haber corcho", en alusión a una amenazante promesa de balazos. El dúo se marchó a pie, dobló por Ovidio Lagos y desapareció. Y al instante, Gianotti recibió un mensaje de WhatsApp desde uno de los teléfonos del propio Boix, también en tono amenazante.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo