sec-corbata

Arito, Monticas o el karma de viajar al sur

Viernes 26 de febrero, 15 horas, 30 grados. La plataforma 35 de la Terminal de Ómnibus Mariano Moreno se encuentra repleta de jóvenes estudiantes que, tras la semana universitaria, se disponen a regresar a sus hogares del sur santafesino para visitar a sus familias. Cincuenta minutos después el panorama es el mismo, pero las caras ya no tan felices. El colectivo no viene y todos entienden que, una vez más, volver a casa será un karma.

Rosarioplus.com fue testigo de lo que les ocurre a miles de jóvenes que llegan a Rosario provenientes de diferentes localidades de la provincia. Y el problema, un clásico de la última década, parece no tener solución. Cambiaron los gobiernos, pasaron las promesas, pero el control sobre las empresas Arito y Monticas sigue siendo flojo. Y el servicio, pésimo. Coches sin aire acondicionado, otros con "demasiado aire", butacas que no se reclinan, suciedad, son algunos de los inconvenientes que los propios pasajeros enumeran de memoria.

Ese montón de estudiantes que el viernes 26 de enero inició su viaje con una hora de retraso se encontró con otro "obstáculo" a pocas cuadras de la Terminal. En Pellegrini al 4600, antes de llegar a la ruta, la unidad 8171 de la empresa que une Rosario con Rufino se detiene. Nadie se sorprende, todos se fastidian. Un eje de mando del colectivo está en el piso. No queda otra que frenar y esperar que otro coche venga al rescate.

En la espera, los usuarios comparten sus historias y recuerdan otros viajes caóticos. Para casi ninguno es la primera vez. Es que muchas veces no les queda otra. Arito y Monticas son las empresas que mayor frecuencia ofrecen y además otorgan a los estudiantes el beneficio del medio boleto. La competencia en el mercado prácticamente no existe.

Cuatro y media de la tarde, en otra unidad que luce un poco mejor, el viaje se reinicia para, ahora sí, ganar la ruta y cumplir con su habitual recorrida que incluye escalas en importantes localidades del sur santafesino como Casilda, Firmat, Venado Tuerto y Rufino. Con 90 minutos de retraso quienes imaginaron llegar a casa para la hora del mate con suerte lo hicieron para la cena.

Los que lo toman con humor

El viejo problema en el transporte de mediana distancia que llega y parte desde Rosario derivó en la creación de una graciosa cuenta de Twitter. @Monticasotravez reune todas las quejas de los usuarios que, con mucha picardía y sentido del humor, tuitean sobre la odisea que representa viajar en ciertos colectivos.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo