sec-corbata

Amra denuncia que casi todos los médicos de sanatorios rosarinos están en negro

El Sindicato de Médicos de la República Argentina (AMRA) seccional Santa Fe realizó una serie de inspecciones en los sanatorios de la ciudad para conocer la cantidad de profesionales de la salud que se encuentran en condiciones precarias de trabajo. Los resultados generaron una profunda preocupación en el gremio.

"La cifra de los médicos precarizados en los sanatorios es de casi el 100 por ciento", lamentó Sandra Maiorana, secretaria general de AMRA, en diálogo con Rosarioplus.com, y aclaró: "Hay algunos profesionales, muy pocos, dispersos en los distintos lugares que vienen trabajando en blanco desde la época de los noventa, cuando ingresaron al sistema en esa condición".

La dirigente gremial explicó que desde marzo 2019 están "renegando" para que las instituciones de salud privada cumplan con el convenio de trabajo que se firmó en 2015 y se homologó un tiempo después. "Estamos peleando el tema y aparentemente están hablando en los sanatorios para empezar a pasarlos de a poco a blanco", manifestó la doctora.

El pasado 3 de diciembre (Día del Médico), AMRA realizó una inspección en el Sanatorio Plaza y se constató que más de 20 profesionales de la salud no estaban registrados formalmente. Según manifestó el gremio, "se detectó que colegas de las distintas áreas de guardia clínica, de traumatología, pediatría, Unidad Coronaria, Terapia Intensiva y Neonatología, desarrollaban su tarea de forma irregular no respetándose sus derechos laborales y violando las leyes de contrato de trabajo".

Al mismo tiempo, se detectó que en el Santario Británico, había un solo médico con la correcta inscripción y alta laboral en el sector de Guardia Externa; el resto estaba en negro.

Por su parte, y al igual que las instituciones anteriormente nombradas, el Sanatorio de la Mujer, tiene a todos sus empleados, de los servicios de Unidad Coronaria, Terapia Intensiva, Neonatología y Guardia Externa, precarizados.

"Estos médicos no tienen ninguna protección como trabajadores y somos personal de alto riesgo", señaló Maiorana y recordó un preocupante ejemplo: "Hay un médico que está en tratamiento oncológico y va a trabajar igual porque sino no cobra".

Además de la vulnerabilidad de derechos, los profesionales de la salud cuentan con sueldos arbitrarios y fuera de convenio. "Cada sanatorio paga lo que quiere, es muy dispar lo que se paga", indicó la secretaria general de AMRA, y advirtió que para establece el salario de un trabajador muchas veces se utiliza la lógica del mercado: "Hay especialidades que se pagan mejor porque hay menos profesionales".

Sobre las horas que los médicos le dedican a su actividad, la dirigente dijo: "No tienen límite de carga horaria, dependen del lugar y servicio que estén". "Muchas veces tienen que atender a más de un sector, como internación y consulta externa, tienen que ir corriendo de un lugar a otro", expresó.

En cuanto a la cantidad de médicos residentes, la titular del Sindicato de Médicos de la República Argentina seccional Santa Fe contó: "Se usa mucho el sistema de residencia para cubrir las guardias, pero tienen que estar bajo supervisión, sino se usa para abaratar los costos".

La precarización laboral en el sector también se percibe en las empresas de emergencias, donde en algunos casos "no tienen a nadie en blanco".

"En las guardias no sabés cuánto trabajo vas a tener, el nivel de adrenalina te mantiene lúcido, pero cuando salís de la guardia estás dos días sin reponerte. Sin embargo, en ese tiempo de descanso también trabajás porque sino no te alcanza", lamentó la médica.

"Tenemos un nivel de enfermedad en el sector médico que es altísimo, es La Forestal moderna de los profesionales", manifestó Maiorana y concluyó: "Los dueños de los sanatorios son médicos y conocen que hay un ser humano sufriendo y haciendo su trabajo como puede, esto para nosotros es dolorosísimo".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo