sec-corbata

Amenazas de bomba: por segunda vez imputaron a un estudiante

Un estudiante es imputado por haber realizado un llamado por una falsa amenaza de bomba en la Escuela Técnica 6.

El alumno de 18 años, de la Escuela Técnica Nº 6 detenido en los allanamientos del jueves por la noche fue imputado por intimidación pública, permanecerá en libertad, y deberá pagar 10 mil pesos dentro de las próximas 72 horas. Se trata de la segunda vez que un estudiante es imputado por la justicia, luego del caso del alumno de 20 años del colegio Brigadier López.

El resto de los detenidos son tres adultos que también corren la misma suerte, y serán imputados la semana próxima, y un menor de edad que, por esa condición, queda sujeto a la autoridad del juzgado de Menores. 

Es la primera vez que el caso alcanza a un alumno de los establecimientos que denunciaron amenazas. El fiscal Gustavo Ponce Asahad pidió la imputación para él, Juan Pablo P., y para los adultos -padres de estudiantes- María Eugenia C, Oscar G., y Andrea V. El quinto involucrado es un alumno que, por tener 17 años y ser menor de edad, zafa de la imputación penal. 

Respecto de Juan Pablo, el juez Luis María Caterina aceptó la imputación y la caución del dinero, y emitió una prohibición al joven de salir de la provincia. 

El fiscal aseveró que “hay evidencia y elementos concretos que lo sindican como autor de una amenaza de bomba a la Escuela Técnica Nº 6 (en 1º de Mayo al 1000) el 3 de julio pasado”, y por ser mayor de edad afronta la audiencia en que se pedirá medida cautelar con reglas de conducta, y el fiscal aún evalúa qué pena solicitar, afirmaron fuentes de la Fiscalía a Rosarioplus.com. En cambio, el estudiante de 17 años detenido fue puesto a disposición de Juzgado de Menores.

Este jueves por la noche personal policial de PDI detuvo a tres padres y dos adolescentes por las falsas amenazas de bomba. El primero se llevó a cabo en una vivienda de Gálvez al 2500, donde detuvieron a María Eugenia C. y Oscar G. de 44 años junto a Mateo de 17, hijo de la pareja. En el otro allanamiento, realizado en Biarritz al 7800, los efectivos se llevaron detenidos a Andrea V. de 45 y su hijo Juan Pablo de 18.

Además, se procedió al secuestro de dos CPU, dos notebook y seis teléfonos celulares, incluido el de la línea requerida. En la otra locación se secuestraron cinco celulares, dos tablets, tres notebooks y una netbook. Entre ellos el celular con el número de línea requerida por el fiscal. También, se allanó un domicilio en calle Casaccia al 4900 con resultados negativos y otro en Beruti al 1900, donde se incautaron 2 teléfonos celulares y una notebook.

En el marco de esta investigación, la Justicia ya había detenido en su momento a cuatro personas mayores de edad en el marco de siete allanamientos. Se trata de dos mujeres y dos hombres que son titulares de las líneas desde donde se realizaron las llamadas telefónicas, pero ahora se debe determinar si sus hijos fueron los autores.  Ante la mirada estupefacta de los integrantes del hogar en la mayoría de los casos, la policía le pidió a cada familia la entrega de los teléfonos celulares en cuestión y, a los padres, que por favor los acompañen a la comisaría.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo