Ambientalistas advierten usufructo sin control en la zona de islas

El poco control ambiental durante la cuarentena obligatoria trae consigo los problemas previsibles. Ecologistas de la región notaron un incremento de la pesca industrial y un usufructo desmedido de los ganaderos que volvieron a realizar quemas en las islas entrerrianas y terraplenes en zonas ilegales.

El referente de la ONG El Paraná no se toca, Pablo Cantador, recordó en diálogo con Ariel Blusicco en Sí 98.9 que “hace un año el río estaba a 3,40 metros de altura, y hoy marca 0,40. En agosto comenzó a bajar, septiembre llegó a los dos metros, y siguió bajando, en general llega al pico de la bajante y vuelve a subir. Este nivel hace 50 años que no lo veíamos, es una bajante histórica”.

Y con este panorama, describió que “en todo el valle de las islas, de 14 mil kilómetros cuadrados, el sistema de lagunas y arroyos están secos en su mayoría. Los peces que lograron salir del humedal están encajonados en el río Paraná, no tienen refugio”.

A ese panorama Cantador le agregó el agravante de lo que está haciendo un frigorífico de la localidad de Victoria: “Esta semana recibimos videos y fotos, es escalofriante. Van de a dos camiones, y en los pocos lugares que quedó agua, los están vaciando, aprovechando la cuarentena que no hay controles, y lo que están sacando hoy son los peces reproductores de los peces que veríamos en 5 años, hipotecan nuestro futuro Los frigoríficos están llenando las cámaras, enriqueciéndose y los pobres pescadores se quedan sin nada”.

En este marco, desde la ONG defensora del Paraná reclaman que haya control, porque aseguran que “no existe”. “Al menos en Santa Fe no hay controles a los frigoríficos. Se hizo un solo control a uno, y encontraron peces que no se debían pescar ni comercializar”, aseveró.

El momento es complicado para preservar el ecosistema de las islas, ya que “no hay ninguna puerta donde golpear porque no hay repartición que esté trabajando. Y así los únicos que trabajan son los depredadores".

La pesca está permitida por decreto, y está fuera de la cuarentena, y sin embargo “muchos pescadores denunciaron la depredación que había, y en Chaco y Corrientes se impuso veda”.

Desde El Parana No Se Toca han difundido esto y el Gobierno de la Provincia asegura “que se reunieron con los ictiólogos, y que ellos no veían mayores problemas, que el tema de la bajante se va a revertir sola. Es obvio que el río va a crecer, pero si no lo cuidamos estando bajo no se recupera cuando crezca”.

“Es evidente que tanto los gobiernos de Santa Fe como de Entre Ríos al tener los mayores frigoríficos, han cedido a las presiones de la pesca comercial”, fustigó el ecologista.

La Defensoría del Pueblo de la provincia hace dos semanas solicitó a la Prefectura Naval Argentina y al Ministerio de Ambiente y Cambio Climático su intervención ante estas denuncias de presuntas prácticas predatorias que se dan sobre el río. 

La quema de las islas vuelve siempre

Pablo Cantador aseguró que la primera semana de la cuarentena decretada a nivel nacional realmente no hubo incendios, los cuales se frenaron luego de un fin de verano lleno de humo, que generó la queja elevada por el intendente Pablo Javkin ante autoridades nacionales.

Pero “la semana pasada se empezaron a ver y a sentir las quemas nuevamente, y ya tenemos focos de varios incendios en lagunas y en el centro del humedal”.

Sobre esto, aseguró: “Se está viendo que muchos emprendimientos ganaderos aprovechan la cuarentena y están haciendo terraplenes con máquinas, y también se está viendo más ganado. Y es sabido que a mas ganado, mas incendios para alimentarlos se realizan, es matemático”.

Escuchá la entrevista completa:

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo