sec-corbata

Amas de Casa piden que el gobierno siga con la moratoria para jubilarse

El próximo 23 de julio vence la moratoria para comprar aportes hasta 2003, que entró en vigencia en 2014 tras la aprobación de la Ley Nº 26.970, y desde el Sindicato de Amas de Casa de la República Argentina (SACRA) solicitaron que el gobierno nacional prorrogue el alcance de la normativa.

"Las condiciones de vida de las personas se han deteriorado de tal manera que poder acceder a beneficios como este son prácticamente imposibles si no es a través de una moratoria", comentó Rita Colli, secretaria general de SACRA.

En diálogo con Sí 98.9, la referente denunció que la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) "no está dando turnos para iniciar los trámites ni hacer reclamos", por lo que la posibilidad de acceder a la moratoria en los últimos meses se ha retrasado.

En septiembre de 2014, el gobierno nacional publicó en el Boletín Oficial la Ley Nº 26.970, que había sido sancionada por el Congreso hacía algunos días, en la cual se permitía regularizar los aportes por el período 1993/2003, con un plan de pagos de 60 cuotas, para los autónomos y monotributistas que ya tenían la edad para acceder a la jubilación o la cumplan hasta antes del 2016. Dicha normativa seguirá vigente hasta el próximo 23 de julio.

"En 2014 no sabíamos que íbamos a tener este gobierno que no es capaz de prorrogar la moratoria ante las brutalidades que está haciendo con la economía", indicó Colli y explicó que la primera primera moratoria fue implementada en 2005 por Néstor Kirchner, en la cual "se ampliaba el alcance y se podían poner en regularización los 30 años de aporte".

"La mitad de los jubilados que hay en la Argentina pudo completar su historia gracias a esta moratoria", afirmó Rita y aclaró: "Los varones tienen una inserción en el mercado laboral que es mucho más grande que el de las mujeres".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo