sec-corbata

"Allá tienen la villa 1-11-14 a metros de la Rosada y no pueden entrar"

El gobernador y el ministro de Seguridad repudiaron el regreso de Rosario a la TV nacional como una ciudad narco, y lo atribuyeron a una campaña de estigmatización a partir de la entrevista “pactada” de Monchi Cantero en Canal 13

El gobernador Miguel Lifschitz y su ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, quisieron cortar aquí la efervescencia que produjo la entrevista que Monchi Cantero brindó desde la clandestinidad a Canal 13 y que se emitió el miércoles a la noche. De improviso, este mediodía convocaron a una conferencia de prensa en la sede de Gobernación en Rosario y descalificaron lo dicho por el jefe de la banda Los Monos que se mantiene prófugo desde hace dos años.

El mandatario santafesino, flanqueado por Pullaro y por el vicegobernador Carlos Fascendini, dijo que aquel reportaje estuvo “armado, preparado por los abogados de Machuca” y, por lo tanto, le restó validez a las imputaciones vertidas. Defendió su política de seguridad y marcó que “en Santa Fe los líderes narco están presos o prófugos”. Y sobre el final de la extensa conferencia, Pullaro dedicó un tiro por elevación al gobierno nacional. “Tuvimos a miembros de Los Monos presos durante dos años y no se nos escaparon”, dijo en tácita alusión a los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci, los presos federales que protagonizaron la fuga de los primeros días del año en San Carlos y Cayastá.

Cantero, camuflado, por la pantalla de Canal 13 y TN. (Imagen de TV)

“No todo depende de la provincia -enfatizó Lifschitz-. La causa federal contra Los Monos recién se inició en diciembre pasado. Si están presos la mayoría de sus integrantes es por la policía provincial y por delitos de la órbita provincial, asociación ilícita, homicidios, tenencia de armas. Esta es la realidad. Le pedimos al canal derecho a réplica para decir las cosas como son. No ignoramos los problemas, pero no toleramos que se siga estigmatizando la provincia de Santa Fe. Nadie puede ignorar que a metros de la Casa Rosada y de los canales de televisión está la villa 1-11-14, el enclave mafioso más grande del país, y no entra ni el Estado ni las policías”, exclamó, con ostensible ofuscación. 

Lifschitz aseveró que hoy en los barrios con mayor índice de violencia operan “banditas de poca monta que se disputan el territorio”. Y renovó el contraataque contra el gobierno central cada vez que desde allá se relaciona a Rosario con el imperio del narcotráfico en Argentina. “A pocas cuadras de la Casa Rosada está la villa 1-11-14, que es el enclave mafioso más importante de Argentina y no pueden terminar con eso, pero miran para este lado. Entonces no pueden pretender en el barrio Las Flores que hace 25 años que recorro y conozco, donde cada calle de pavimento y luz la puso la Municipalidad, donde inauguramos hace poco una de las mejores escuelas de la provincia, donde estamos construyendo el hospital más grande de Argentina, donde hay centros culturales, de convivencia, de salud, y donde está el Estado y se puede caminar y estar, y no hay barrios tomados por el narcotráfico”, lanzó el gobernador.

“Respeto la libertad de prensa, pero esta vez no fue información, fue un montaje como hace dos o tres años cuando mostraron los túneles de Los Monos, que eran unos agujeros en la tierra. Los Monos no es más que una organización del territorio, en un barrio de la ciudad, que fue ganando en violencia y copando algunos lugares pero lejos de ser una organización delictiva compleja”, agregó. 

El disparador de estas declaraciones oficiales fue la nota que Canal 13 de Buenos Aires hizo en un lugar no revelado a Ramón Machuca, hijo adoptivo de Máximo “El Viejo” Cantero, y por eso apodado “Monchi Cantero”, a la sazón, hermanastro de Claudio (asesinado en 2013) y de Guille (preso en el penal federal de Ezeiza desde esta semana).

Machuca dijo que “no se vende droga sin el arreglo de la policía, los políticos y los jueces”. Y luego, el mismo equipo de Telenoche realizó un informe en barrio Las Flores en el que se pinta una realidad dominada por la narcoviolencia. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo