sec-corbata

Aceite de cannabis: Santa Fe puede producir pero no ingresa materia prima

Luego de la sanción de la ley provincial de Cannabis, y su posterior reglamentación, en Santa Fe están dadas las condiciones para comenzar a producir el aceite medicinal. Sin embargo, desde la ANMAT demoran en dar la autorización para que la materia prima ingrese desde Uruguay. El medicamento es de suma importancia para aquellas personas que sufren determinadas enfermedades crónicas como la Epilepsia Refractaria.

En diálogo con Rosarioplus.com, el diputado provincial Joaquín Blanco, uno de los autores del proyecto de ley provincial, aclaró que en Santa Fe se encuentra en plena vigencia la ley que permite la utilización de cannabis medicinal, recetado por médico, para el tratamiento de determinadas enfermedades crónicas. “Eso es un derecho que está garantizado en la provincia de Santa Fe”, dijo.

La ley provincial – sancionada en 2016 – autoriza al gobierno provincial, a través del Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF), el desarrollo de investigaciones y estudios en la materia, y también la producción de aceite de cannabis medicinal para su posible comercialización. No obstante, al no estar legalizado el cultivo de la planta de marihuana en nuestro país, la materia prima debe importarse de afuera, y por trabas “burocráticas” se demoran en llegar. “Estamos solicitando a Nación que nos autorice la materia prima”, afirmó.

Según explicó el diputado provincial, el gobierno de Santa Fe efectuó en 2017 un pedido para la importación de 50 kilogramos de cannabis vegetal desde Uruguay. Esa transacción requiere la autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP), pero aún no ha habido respuestas. De lograrse la autorización, el LIF tiene previsto fabricar 2 mil frascos de 50 mililitros de aceite, con esa cantidad de materia prima.

“Lo que está sucediendo en Argentina es que lo que pueden acceder al aceite de Cannabis, acceden a un producto importado que tiene altos costos de comercialización y es muy difícil de adquirir”. En la misma línea, agregó que actualmente desde  el Instituto Autárquico Provincial de Obra Social (IAPOS), se está brindando el medicamento a unos 40 pacientes. “Es un avance que dio la provincia y una forma de expandir el derecho a la salud”.

Por su parte, Fabián Peralta, integrante de la ONG Miradas que busca promover una nueva política pública en materia de adicciones y control de estupefacientes, se refirió a la situación: “Uno de afuera no ve mucha voluntad política del ejecutivo nacional para que esto se implemente y no quede reducido solamente a determinada patología sino que sea lo más amplio posible”, comentó a Rosarioplus.com.

Miradas trabaja en conjunto con organizaciones de madres, como Mamá Cultiva, que encontraron con el aceite medicinal de cannabis una alternativa a los padecimientos de sus hijos, algo que no hallaron en la medicina tradicional. Por eso, uno de los pedidos al gobierno nacional es “que no deje de atender el tema del autocultivo” que fue un reclamo puntual de las madres, y que en la reglamentación no se tradujo.

“Lo que está claro es que hay distintas evidencias de que, para algunas patologías, es una droga útil, y no se entiende porque cuesta tanto a los padres llegar de  manera legal a la medicación. Porque de hecho los padres siguen autocultivando y produciendo sus aceites. Ninguna madre, ningún padre va a dejar de hacer algo que ocasiona una mejor vida a su hijo”, finalizó.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo