sec-corbata

A Sol de Cuyo le robaron hasta los techos: "No tenemos club"

El club de zona norte viene sufriendo muchos robos (Facebook)

El club Sol de Cuyo está clavado en la esquina de la avenida Casiano Casas y Baigorria. Allí concurren unos cien chicos, de entre 4 y 12 años, de los barrios Nuevo Alberdi, Municipal, Zona Cero y Casiano Casas. Hacen deportes pero también encuentran contención, cariño, y hasta una mano cuando las notas de la escuela vienen flojitas. Es que los clubes de barrio, como bien dice la presidenta de la institución Lorena Nicolossi, “cumplen tres funciones: como escuela, como hogar y como lugar de deportes”.

Sin embargo, a Sol de Cuyo se le hace cuesta arriba cumplir semejante papel en la zona norte de Rosario. En los últimos tres años, la institución sufrió 30 robos. En los últimos 15 días, fueron dos. Uno de ellos, el último, parece ser el colmo: se llevaron los techos de la secretaría, los vestuarios, los baños y el salón. “No tenemos club”, ilustró con amarga claridad Nicolossi, en diálogo con el programa Ya Fue de Sí 98.9.

Además de las chapas que cubrían las instalaciones del club, los ladrones se llevaron un carrito para marcar la cancha y cuatro bancos que les habían donado para el Día del Niño. Quince días atrás, los delincuentes rompieron paredes y se llevaron pelotas, conos, redes y aros que los pibes usaban para entrenar, un horno eléctrico y las tazas donde los chicos tomaban la leche en el merendero que gestionaban los papás.

“Generalmente nos roban los fines de semana, sobre todo los domingos”, dijo Nicolossi, quien aseguró que la sospecha de la autoría de los escruches siempre recae “en el mismo círculo”. “Teníamos un asentamiento adentro del club al que han reubicado en otro lado, les dieron casitas muy lindas, lo sabemos porque tenemos contacto con algunos de ellos, que nos han ayudado en estos tres años que hace que estamos en el club con la comisión directiva, pero hay un grupo que no, y las sospechas están entre ellos”, amplió.

Pero la presidenta del club se lamentó: “No podemos hacer nada, son personas peligrosas y tenemos miedo que tomen más represalías contra el club”. “Después del robo de hace 15 días, que nos desvalijaron, pensamos que no iban a venir más, pero se ve que no se conformaron”, agregó.

Mientras espera una ayuda por parte del municipio (ya hubo contacto con las autoridades del Distrito Norte), la presidenta del club asegura que recibió llamadas de “miles de personas”. “Nos ofrecieron pelotas, chicos nos han traído pelotas que quizás eran de ellos, un jubilado de 80 años nos llamó para ofrecernos una pelota”, contó y concluyó: “Desde lo humano y social, no hay palabras de agradecimiento”.

Quienes deseen colaborar con el Club Sol de Cuyo, pueden comunicarse con la presidenta, Lorena Nicolossi al teléfono: (0341) 155-527645

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo