Un Tinder que te conecta con quienes odian lo mismo que vos

Para encontrar el amor dentro del desprecio compartido. Ponele.

Las aplicaciones y webs de citas se basan en un algoritmo de los puntos en común que tienen dos personas para que queden, se conozcan y -quién sabe- sea el comienzo de una relación.

Sin embargo, el ideólogo de esta app, Brendan Alper, decidió ir en la línea contraria para desarrollar una aplicación que uniera a la gente a través de los temas o cosas que detestan. Sí, hay programadores para todo, y como se suele decir, del amor al odio hay sólo un paso.

“Encontré estudios que demuestran que detestar las mismas cosas puede unir a la gente, y que uno está dispuesto a ser más honesto y abierto sobre lo que odia que sobre lo que le gusta”, contestó tras ser entrevistado en la revista Behind the App.

De esa idea formulada en principio como una broma nació Hater, la app para conocer a personas que odian los mismo que vos. Este nuevo concepto de algoritmos se lanzó al mercado el año pasado para iOS y recientemente se sacó una versión para Android.

Hater funciona a través de un sistema de GPS para encontrar a posibles candidatos en la proximidad, además de un sistema muy parecido al que utilizan otros portales de citas como Tinder con el que se permite aceptar o rechazar a posibles candidatos de forma anónima.

Por ejemplo, si odias el asado, entonces el algoritmo identificará a través de tu desprecio por la carne a gente que comparte el mismo disgusto que vos. El porcentaje de compatibilidad se mide en función de las cosas que cada uno detesta. Hay una serie de temas para que los usuarios elijan, pero el tipo de aversiones irá aumentando a medida que vaya subiendo el número de usuarios.

Sin embargo, esta no es la única idea medio bizarra para crear un portal de citas. Existen diversas plataformas como Blistlr para los que les gustan las personas con barba o Maple Match para los estadounidenses que prefieren encontrarse con un o una canadiense.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo