Siprus llama a no trabajar a médicos que no tengan elementos de bioseguridad

El sindicato Siprus, que nuclea a profesionales del sistema de salud pública, denunció que el ministerio de Salud no abastece en los hospitales y centros de salud de manera adecuada los insumos de protección para evitar el contagio del coronavirus, habiendo transcurrido una semana de la declaración de cuarentena general. Y en esta situación anunció en una comunicación institucional que desde este lunes "procederá a la desafectación inmediata de aquellos trabajadores que no cuenten con los elementos de bioseguridad necesarios para atender la emergencia sanitaria".

La presente medida obedece a reiteradas de denuncias recibidas de falta de estos elementos de bioseguridad: la falta de los mismos, reiteramos, no sólo constituye un riesgo para la salud y vida de los trabajadores profesionales de la salud, sino para la comunidad toda.

"Nos llegaron 10 barbijos, 3 batas, a cuentagotas", “tenemos 15 batas, 5 barbijos, 2 alcohol gel, dicen que la semana que viene mandan", " a nosotros no nos llegó absolutamente nada, lo que tenemos es autogestionado y por colaboración de la comunidad", citó el comunicado de la entidad gremial como frases habituales que se escucha en estos días entre sus afiliados.

"El sistema de salud no está preparado lo suficiente para soportar la pandemia. En el ministerio de Salud hay una notable demora en la toma de decisiones y los representantes de los y las profesionales no fuimos convocados a aportar en esta crisis. Los elementos de bioseguridad son pocos, por lo que la protección está garantizada solo para algunos días. Son insuficientes los recursos humanos actuales. ¿Si perdemos trabajadoros por la infección, cómo se garantiza la atención de los pacientes?", planteó Diego Ainsuaín, de Siprus, en diálogo con Sí 98.9.

"Nos sentimos abandonados por las autoridades. En este difícil momento para la salud, el gobernador Perotti no nos recibe, cerró la paritaria, nos dio un bono de $3000 y los 1500 trabajadores de la primera línea de batalla siguen estando en negro. No hay líneas claras en las directivas. Hay compañeros que hace 7 meses que no cobran su salario y van a prorrogar la duración de las residencias hasta setiembre", agregó el gremio en un comunicado.

"Venimos denunciando las condiciones en las que trabajamos. Elegimos ese camino para resolver los problemas. Pero a pesar de la angustia e incertidumbre, y de no tener las condiciones adecuadas nos preparamos con todo para lo que viene. Con el compromiso de defender la salud de la población. Los trabajadores de la salud no vamos a bajar los brazos y vamos a hacer nuestro mayor esfuerzo", apuntó Ainsuaín.

Aplausos nocturnos al margen, los trabajadores de la salud reclaman desde Siprus que el gobierno convoque a comités de crisis que los incluya, con "directrices claras y unificación de protocolos". También reclama "elementos de protección personal en cantidad y calidad. En caso de no contar con ellos nos abstendremos de prestar nuestras funciones", advierten. }

También Siprus saca a la luz el reclamo para que la gestión Perotti refuerce el recurso humano y la disponibilidad de lugares de internación de alta complejidad "que permita disminuir al máximo la letalidad de la enfermedad".

En la misma línea, reclaman aumento salarial "acorde a la responsabilidad que estamos afrontando", pase a planta de 1500 trabajadores en negro, pago de haberes atrasados e incorporación a planta de residentes que finalizan su especialidad en las áreas afectadas a la pandemia. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo