Siete de cada diez santafesinos se atiende en el sistema público de salud

La crisis económica y social, sumada a los recortes en las partidas que la Nación distribuye entre las provincias, tiene un fuerte impacto en la salud pública de Santa Fe. La situación crítica de los ciudadanos se hace visible en el incremento de usuarios del sistema público de salud en los últimos años, y así lo puso en primer plano el gobernador Miguel Lifschitz este lunes, en la conferencia de prensa que brindó con buena parte de sus ministros, en Santa Fe.

"Calculamos que casi el 70 por ciento de la población santafesina se atiende de manera permanente o esporádica en el sistema público de salud", señaló el mandatario. Indicó que en los últimos meses de su gestión se dispuso "un aumento de partidas para la atención directa a las personas en situación de vulnerabilidad". "Salud es una de las áreas más afectadas: por un lado, por el incremento vertiginoso de los costos e insumos de la salud, que aumentan muy por arriba del índice de inflación; y por otro lado, por el aumento exponencial de la demanda", explicó el diputado provincial electo.

Para ejemplificar la situación, el ex intendente de Rosario comentó que en la ciudad hay "dos mil nuevos usuarios por semana".

"Si hay algo que es indispensable garantizarle a los ciudadanos es la atención de la salud", afirmó Lifschitz y remarcó que la Provincia incrementó casi un 60 por ciento el presupuesto de salud pública para atender la emergencia en todo el territorio.

Por su parte, la ministra de Salud de Santa Fe, Andrea Uboldi, dio a conocer algunos datos que describen la situación económica y social del país y la región.

"En la zona oeste de Rosario se abren, en promedio, 10 historias clínicas semanales; en el resto entre 5 y 7", comentó la funcionaria y manifestó que el incremento de pacientes en los efectores públicos es preocupante.

En lo que va del año, el gobierno provincial destinó 500 millones de pesos para cubrir los recortes de Nación y garantizar la salud de los santafesinos. 

"El incremento en la consulta ambulatoria es más del 11 por ciento, es decir, casi dos millones de nuevas personas", indicó Uboldi, y aclaró que la mitad de los personas que se atienden en centro de salud u hospitales públicos son pacientes crónicos.

Para finalizar, la ministra expresó que la crisis también implica un esfuerzo de la cartera de Salud para adecuar la atención de los profesionales y el stock de insumos en los diferentes efectores.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo