Salud le bajó un tono a las denuncias por el estado de la comida en hospitales

Luego de la denuncia de Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (Siprus), por la mala calidad de la comida que se sirve a médicos y pacientes en hospitales públicos de la ciudad, desde el Ministerio de Salud de Santa Fe salieron a respaldar los controles que se hacen sobre la empresa proveedora de las viandas, Catering Gourmet, y le bajaron un tono a los reclamos del gremio.

"Hay cosas de todos los días que no son multables", explicó Patricia Morales, secretaria de Gestión Territorial de Tercer Nivel de Salud, al hacer referencia a algunas denuncias por la mala calidad de los alimentos que se entregan en los efectores públicos.

La funcionaria reconoció que reciben varios reclamos por parte de las nutricionistas de los hospitales y que se aplicaron multas a la empresa por dichas irregularidades: "Denuncias tenemos de distinto tipo, a veces de que el sabor no es agradable, en otros casos, que la carne está más dura o más blanda".

En diálogo con Rosarioplus.com, la funcionaria explicó que las "multas en general son raciones" y, según la gravedad, pueden llegar hasta la suspensión del servicio. "Ha habido algunas multas, pero por cosas muy puntuales: que una comida no fue entregada a tiempo, o que no tenían sabor, o que la cantidad no era correcta", indicó.

Sobre la aparición de insectos en las viandas, Morales dijo: "Los insectos no son de la empresa habitualmente".

En cuanto al control de la comida, una vez que llega a los efectores de salud pública, la funcionaria aclaró que las nutricionistas de cada institución son las responsables de denunciar las irregularidades del servicio y elevar el reclamo a la cartera de Salud.

En sintonía con la funcionaria de Salud, Eduardo Elizalde, director de la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (Assal), explicó: "Las nutricionistas de los hospitales son las que definen, en el momento del emplatado de la comida, si se permite o no que sea servido a los pacientes".

Según señaló el médico veterinario, desde la presentación de la comida hasta la detección de la mala calidad, "se define dentro del hospital". "El procedimiento indica que la nutricionista tiene que devolver la comida y levantar un acta. Hay una reserva de secos que la empresa debe tener y elaborar la comida con eso", remarcó, en diálogo con Verónica Luchessi en Sí 98.9.

La Assal realiza auditorías periódicas, cada tres meses, en la planta que Catering Gourmet (donde se elaboran las viandas) posee en Suipacha al 900, y en los centros de regeneración (cocina que se encuentran en los hospitales). Sus inspectores toman una muestra del total de raciones que se reparten y analizan su estado.

"Realizamos auditorías y actuamos en consecuencia de acuerdo a las buenas prácticas. Aseguramos la inocuidad de los alimentos que se sirven, si hay problemas en la calidad, tenemos mecanismos para resolverlo", expresó el titular del organismo público, y reconoció que han recibido denuncias "sobre el tema de calidad e inocuidad" de la comida.

"Nosotros juntamos los antecedentes de la empresa y luego son parte de la evaluación de la nueva licitación", indicó Elizalde y detalló: "La empresa debe respetar hasta el gramaje de la comida".

En cuanto a la denuncia de la aparición de un insecto en una de las viandas, el director de Assal dijo: "Es muy grosero el hallazgo para que haya sido incorporado en la planta; por nuestra experiencia, no era compatible", desconfió. "Vamos a realizar auditorías la semana que viene para ver si siguen en el mismo estado", concluyó.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo